INTERNACIONAL
03/01/2018 02:22 CET | Actualizado 03/01/2018 02:27 CET

El presidente y un directivo de Vice, suspendidos de empleo bajo sospecha de acoso sexual

Más de 25 mujeres han denunciado "comportamientos inapropiados" en la empresa.

Andrew Creighton, presidente de Vice Media.
YOUTUBE
Andrew Creighton, presidente de Vice Media.

Los casos de acoso y abuso sexual protagonizados por hombres poderosos continúan sacudiendo EEUU. Esta vez han tenido lugar en el seno del periodismo tanto los sospechosos como la investigación en su contra.

El grupo de comunicación Vice Media ha dado de baja a su presidente, Andrew Creighton, y a su director de operaciones digitales, Mike Germano, por alegaciones de acoso sexual que fueron expuestas en un reportaje del New York Times el 23 de diciembre.

Los empleados de la compañía, nacida como una revista punk en Canadá hace 23 años y hoy convertida en un grupo mediático con sede en Nueva York, se han enterado de las acciones emprendidas contra los dos ejecutivos en una nota interna enviada este martes por la dirección.

ACUERDOS EXTRAJUDICIALES PARA EVITAR EL JUICIO

El New York Times publicó hace dos semanas un reportaje donde exponía que en cuatro de los casos de acusación hubo denuncias de acoso sexual que derivaron en acuerdos extrajudiciales. De acuerdo a la información, una de ellas era correspondiente a Creighton, que en 2016 pagó 135.000 dólares a una empleada no identificada que fue despedida después de que rechazara tener una relación íntima con él.

La directora financiera y de operaciones de Vice, Sarah Broderick, ha explicado en la nota remitida a los empleados que un comité especial del consejo de administración está "revisando los datos" sobre Creighton, que permanecerá de baja hasta que se emita una recomendación antes del 11 de enero.

Sobre las alegaciones contra el presidente de Vice, Broderick dijo que en su momento una firma legal independiente las analizó y, aunque concluyó que "no tenían mérito", la compañía decidió llegar a un acuerdo para "evitar los gastos y distracciones de una litigación".

Creigton envió un comunicado al diario donde se disculpaba por la situación y explicaba que la mujer y él eran "amigos cercanos" y que "ocasionalmente" tuvieron intimidad una vez ella empezó a trabajar en Vice Media, pero él no estuvo implicado en la decisión sobre su despido.

DECENAS DE MUJERES DENUNCIAN COMPORTAMIENTOS INAPROPIADOS EN LA EMPRESA

Respecto a las alegaciones contra Germano, el New York Times publicó que le dijo a una exempleada en una fiesta en 2012 que no la quería contratar porque quería tener sexo con ella y, en 2014, supuestamente atrajo a una empleada sobre su regazo. Broderick asegura que Germano permanecerá de baja mientras lo investigan el departamento de recursos humanos de Vice y un investigador externo.

Aparte de los cuatro arreglos económicos incluidos en el reportaje, más de dos docenas de mujeres han asegurado haber vivido o visto conductas sexuales inapropiadas en la compañía, entre ellas besos y manoseos no deseados, comentarios obscenos y proposiciones de sexo.

La directiva destacó que Vice Media ha prometido tomar medidas como contratar a un nuevo jefe de recursos humanos, dar formación obligatoria contra el acoso sexual y crear grupos de afinidad.

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST