TENDENCIAS
03/02/2018 10:13 CET | Actualizado 03/02/2018 12:20 CET

19 cosas que probablemente no sepas de Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes, presentadores de los Goya

Uno de ellos se bebió la orina del otro... por error. 😨

Getty Images

Nos hemos olido la tostada. Seguro que alguno todavía anda perdido sobre quiénes son los presentadores de esta edición de los Premios Goya, qué relación les une y a qué dedican su tiempo.

El trabajo de Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes es bastante conocido. Uno sale todas las semanas junto a Pablo Motos en El Hormiguero y el segundo tiene una sección en El Intermedio del Gran Wyoming. Además esta no va a ser su primera vez en los premios del cine español y en 2017 estuvieron en todas partes para festejar los 15 años de su celebrada Hora Chanante.

Hay otras cosas que saltan a la vista, como que son "muy bonicos" y que Sevilla tiene una buena almendra o que el segundo es blanco, níveo. Pero, ¿qué hay detrás de estos cómicos que tienen referentes tan dispares como José Luis Cuerda, Benny Hill, Faemino y Cansado, Monty Phyton y Miguel Gila? Aquí tienes 19 datos que probablemente no sabías de Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla.

1. Los dos son de Albacete. Están hartos de contar que se conocen desde pequeños porque sus padres eran muy amigos.

2. Estudiaron en la Universidad de Bellas Artes de Cuenca, pero coincidieron poco porque Joaquín es cuatro años mayor.

Una foto de ayer

Una publicación compartida de Ernesto Sevilla (@ernestosevillaoficial) el

3. Ernesto tiene una hermana melliza, Josefina, y otra hermana mayor, Carmen. Joaquín es el pequeño de tres. Tiene dos hermanos: Jesús y Victoria.

4. Sus vidas sentimentales son bastante opuestas. Aunque de Ernesto conocemos algunas de sus exnovias —Berta Collado y Patricia Conde—, actualmente no se le conoce pareja. Joaquín está casado con su novia de toda la vida, maestra de educación infantil, y tiene dos hijos: Jesús (10 años) y Ester (8). Dice que son muy divertidos, especialmente ella.

5. Ambos vienen de familia de maestros. Joaquín, hijo y nieto de profesor, dice que su padre era bastante gracioso. "Tenía un poema (es un poco picante, ¿eh?)..., se ponía muy serio y en mitad de la comida decía: 'Voy a leeros un poema: yo quería casarme con la churrera para estar todo el día churro dentro churro fuera', nosotros nos moríamos de risa y mi madre le decía: 'Eres peor que los chiquillos", cuenta que replicaba la madre, también profesora.

Ernesto también es hijo y nieto de maestros. Su padre aprobó la oposición de inspector de educación con apenas 25 años, en 1967 ya se había instalado en Albacete y empezó a trabajar mano a mano con profesores. En 2016, Gabriel Sevilla colaboró en un sketch de su hijo en El Hormiguero.

6. Definen su relación como la de "un matrimonio antiguo": se conocen tanto que no les hace falta terminar las frases.

7. Cada vez que Joaquín Reyes se disfraza para imitar a uno de sus personajes en El Intermedio se hace una foto y se la manda a su "amigo Ernesto", para que trate de adivinar de quién se trata.

8. Joaquín no tiene redes sociales —"si quiero divertirme me bajo a la calle con mis amigos"—. Ernesto es bastante activo en Instagram: comparte chistes, fotos suyas de infancia, adolescencia y actuales y también de Joaquín Reyes, que no necesariamente sale bien parado. En Twitter también tiene una cuenta oficial: la abrió un 22 de mayo de 2016 y desde el día después ya no ha vuelto a escribir.

Sin filtros

Una publicación compartida de Ernesto Sevilla (@ernestosevillaoficial) el

9. Ernesto nunca se ha vestido de mujer en un sketch. Dice que es guapo pero muy grosero, "un galán clásico". Joaquín está harto de hacerlo. Ha sido desde Madonna hasta Manuela Carmena.

10. Aunque han trabajado juntos en cinco formatos de televisión —Anclados, Retorno a Lilifor, Museo Coconout, Muchachada Nui y La Hora Chanante— y en dos películas —La gran revelación y Spanish Movie—, Viejóvenes (estrenada a principios de 2015 y todavía en cartel en Madrid) fue su debut como dúo cómico.

11. Joaquín de pequeño quería ser ilustrador y lo ha conseguido: hoy sigue dibujando, de hecho tiene dos libros —Ellos mismosy Realidad de piedra y ha hecho las ilustraciones de El club de los coleccionistas de noticias. Ernesto, sin embargo, no ha hecho realidad su sueño de infancia: quería ser albañil porque le daban envidia unos que fueron a trabajar a su casa.

12. Sevilla fue el primero en trabajar en Paramount Comedy. Empezó gracias a Santiago de Lucas, que era realizador en la cadena y dijo a sus jefes que Ernesto tenía mucho talento y que había escrito una serie entera. Eso último era mentira, pero consiguió un trabajo como guionista y recomendó a Joaquín Reyes, que empezó como monologuista y acabó teniendo su programa: La Hora Chanante. "Luego Ernesto empezó a meter a sus amigos de Cuenca: Julián López, Raúl Cimas, Carlos Areces..." y así nació el formato de culto que se vendió a La2 como Muchachada Nui.

13. El padre de Ernesto Sevilla se presentó un día en Paramount Comedy para ver al director. Quería saber si su hijo trabajaba ahí. No se fiaba porque cuando lo llamaba siempre estaba en casa.

14.La Hora Chanante era un programa mensual que pasó bastante desapercibido al principio. Tuvo que llegar un chico de Murcia y subir los primeros vídeos a YouTube para que convirtiese en un programa de culto. Lo gracioso es que tiempo después lo conocieron en el SOS (Festival de Música) y Joaquín le dijo "siempre recordaré tu nombre", pero se le ha olvidado.

15. Ernesto Sevilla se bebió una vez la orina de Joaquín Reyes... por error. Fue en la sala Galileo de Madrid. Mientras Ernesto actuaba Joaquín quiso ir al baño y, por no salir, meó en una botella de cerveza. Cuando Ernesto salió de actuar, se metió en el camerino, cogió la botella y le pegó un trago. No tenía ni idea de qué había dentro.

16. En la residencia de estudiantes de Albacete, Ernesto compartía habitación con Raúl Cimas. Allí también vivía Julián López. Ellos y otros conocidos compañeros de universidad han sacado muchas anécdotas suyas a la luz. Por ejemplo, una vez, Ernesto Sevilla se metió en casa de una señora para tomar la última (pensaba que era un bar). En otra ocasión se pegó con un profesor de la facultad.

17. Joaquín es futbolero "hasta el asco" y podría decirse que es el culé más famoso de Albacete después de Iniesta. Ernesto vive ajeno "a esa mierda" (palabras suyas).

18. Ernesto Sevilla toca la batería desde hace más de 20 años. "Me gusta porque mientras hace eso no hace otras cosas", dice Joaquín Reyes, para el que una de sus aficiones es correr. Cuando lo hace se le ocurren las bromas que luego mete en sus sketch.

😂😂😂 hace 20 años de esto

Una publicación compartida de Ernesto Sevilla (@ernestosevillaoficial) el

19. Ambos tienen manía al gañán de Ernesto Sevilla (después Marcial). "Era de los más queridos. Con todo lo que yo hacía... Y Ernesto solo con ponerse una boina era de los más queridos por los fans... Más que manía envidia", dice Joaquín. Ernesto se cansó porque cuando empezaron a subir vídeos a YouTube la gente le gritaba por la calle gañán y otros le pedían que les gritasen. Hasta una chica le pidió algo parecido durante una noche de pasión.

EL HUFFPOST PARA 'MATAR O MORIR'