TENDENCIAS
01/03/2018 12:32 CET | Actualizado 01/03/2018 12:42 CET

Emma Thompson se inspiró en una ruptura real para su papel en 'Love Actually'

La actriz vivió una infidelidad cuando estaba casada con el actor y director Kenneth Branagh.

Como si no hubiera ya suficientes motivos para llorar a moco tendido con Love Actually, una de las estrellas de la película, Emma Thompson, ha revelado que se inspiró en un desengaño amoroso personal para hacer su papel.

La actriz británica protagonizó una de las pocas comedias románticas que no han tenido un final feliz: su personaje, Karen, acaba descubriendo que su marido, representado por Alan Rickman, tiene una aventura con su secretaria.

En una de las escenas más sobrecogedoras de la película, Karen se da cuenta de que su marido le ha regalado a la secretaria un colgante que pensaba que iba a ser para ella.

"Esa escena en la que mi personaje llora junto a la cama es tan famosa porque es una experiencia por la que todo el mundo ha pasado", explicó la actriz en un acto benéfico que tuvo lugar el domingo 25 de febrero en Londres, según The Telegraph.

Puedes ver la escena a partir del minuto 1:15.

La actriz de Sentido y sensibilidad tuvo que afrontar una infidelidad cuando estaba casada con el actor y director Kenneth Branagh. Se enamoraron durante el rodaje de la serie de la BBC Fortunes of War, de 1987, y se casaron dos años después. Se convirtieron en un dúo icónico a principios de los 90 y rodaron juntos películas como Los amigos de Peter y Mucho ruido y pocas nueces.

Sin embargo, esta particular comedia romántica sufrió un giro argumental inesperado cuando anunciaron públicamente su divorcio en 1995, alegando tener unas agendas demasiado ocupadas. Posteriormente, salieron a la luz rumores de que Kenneth Branagh había comenzado una aventura con la actriz Helena Bonham Carter un año antes, durante el rodaje de Frankenstein de Mary Shelley.

"Ken me destrozó el corazón, de modo que sabía lo que era encontrarme un colgante que no era para mí. Bueno, no es exactamente lo mismo, pero todos hemos pasado por una experiencia así", confesó la actriz el pasado domingo.

Georges De Keerle via Getty Images
Kenneth Branagh y Emma Thompson el día de su boda, en 1989.

Thompson confirmó que la aventura no eran simples especulaciones cuando en una entrevista de 2013 afirmó que los rencores por la ruptura ya eran "agua pasada".

"Ya he pasado muchísimas veces por eso de llorar en el dormitorio y luego tener que salir y estar feliz en público, volviendo a juntar los pedazos de mi corazón para guardarlos en un cajón", confesó en declaraciones a The Telegraph.

"No se puede resistir algo así. No tiene sentido. No tengo fuerzas ya para eso. Helena y yo hicimos las paces hace muchos años", añadió.

La oscarizada actriz se casó en 2003 con el actor y productor Greg Wise y tienen dos hijos juntos. Ese mismo año, Kenneth Branagh contrajo matrimonio con su esposa actual, Lindsay Brunnock.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.