TENDENCIAS
05/03/2018 15:29 CET | Actualizado 05/03/2018 15:29 CET

Fernando Aramburu presenta su nuevo libro 'Autoretrato sin mí'

Después del éxito de 'Patria'.

LightRocket via Getty Images

El escritor Fernando Aramburu publica Autorretrato sin mí (Tusquets), su regreso a las librerías tras el éxito de su anterior novela Patria con la que el autor indaga en "evocaciones, recuerdos e imágenes" íntimos en los que se observa "sin piedad, pero sin psicoanalizarse".

En una rueda de prensa, el autor ha explicado que en Autorretrato sin mí ha dado un giro a su escritura para, en forma de prosa poética, hablar de distintos asuntos personales, desde la relación con sus padres, hasta su nostalgia por el mar, recordando también su paso por el grupo surrealista Cloc o su amor por las letras. "Nunca antes me había abierto tanto a los lectores: quien lea este libro, encontrará una ventana abierta al interior del ser humano que lo escribió", ha apuntado.

Óperas y Sonatas

El libro, que el escritor ha definido como "sonatas" frente a la "ópera" que supuso Patria, también está inundado de humor, algo que Aramburu considera "gozoso y necesario". "Si uno se fija en fanáticos o integristas radicales se dará cuenta que tienen opiniones tajantes y, frente a eso, el humor sería un buen antídoto. Somos un poquito ridículos y así nos damos cuenta", ha aseverado.

Aramburu ya ha comenzado a trabajar en nuevas obras, por el momento, tiene preparado un libro sobre poesía en lengua española y una novela aún en fase de creación. También se ha referido a la adaptación de HBO de Patria, en la que no participará "para nada". "El guionista se ha mostrado interesado en mi opinión, la daré, pero no voy a entrometerme. Soy un ignorante en lenguaje cinematográfico y no tengo vocación de inspector", ha añadido.

ETA

El autor vasco ha aludido a la actual situación de la banda terrorista ETA, afirmando que "su mera existencia es terrorismo aunque no actúe". De esta manera ha respondido Aramburu a la pregunta sobre una posible disolución de la organización terrorista, recordando que "primero debería concretarse" para opinar.

"Pero en caso de que se produjera tendría una repercusión altamente positiva para la sociedad vasca, ya que están en un proceso de recomposición de lazos sociales y afectivos", ha apuntado, para añadir que si se llega a la citada disolución "se podría hablar de un triste y sangriento periodo histórico concluido".

Aramburu ha explicado que su anterior novela, un éxito de lectores, ha tenido una mayor parte de "repercusiones positivas" y de las escasas "horrorosas" provenían en su mayoría de "rincones ideológicos" donde no le gustaría "entrar". "También es verdad que hay otras personas que no aceptan mi visión pero establecen un debate pacífico refutando mi libro con argumentos, lo que me parece bien. Esto hace 30 años no habría sido posible, porque me habrían amenazado o me hubieran puesto en una diana", ha resaltado.

No obstante, el autor prefiere quedarse con los encuentros con víctimas del terrorismo o familiares de víctimas que incluso llegaban a abrazarle. "Me han dicho que se sentían comprendidos y para mi es incluso aliviador, porque el libro no habría sido posible sin una historia que proviene del dolor real", ha señalado.

En cualquier caso, ha insistido en que ya cuando Patria comenzaba a convertirse en fenómeno literario él tomó "el firme propósito de no cambiar", incluyendo en la influencia que podría tener en próximos trabajos. "En el escritorio mando yo y 'Patria' ya ha desaparecido: no vierte ninguna sombra sobre lo que hago", ha destacado en una entrevista con Europa Press.

España, país mal avenido

Para terminar, preguntado sobre los resultados electorales en Italia, ha apuntado primero al acercamiento de algunos partidos al "modelo nórdico" que rechaza al extranjero para terminar pidiendo "estar alerta porque se están formando nubes negras" en Europa, en especial con el ascenso de "tendencias demagógicas".

En el caso de España, ha señalado su "ausencia en el panorama europeo", en especial de los medios alemanes, donde reside. "Este país está muy ocupado con temas internos de vecindarios, parece mal avenido", ha señalado, después de matizar que es una impresión que no concuerda con la que recibe cuando viene de visita. "Igual es que los gobernantes son unos histéricos", ha concluido con humor.

JOHNNIE WALKER PARA EL HUFFPOST