POLÍTICA
02/04/2018 22:43 CEST | Actualizado 02/04/2018 22:43 CEST

Jaume Alonso-Cuevillas: “Puigdemont está mentalmente preparado para todo”

Entrevista al abogado del expresident: "Es muy difícil hacer pronósticos sobre la extradición".

Jaume Alonso-Cuevillas
EFE
Jaume Alonso-Cuevillas

Días clave para el futuro judicial de Carles Puigdemont. La Fiscalía alemana decide a partir de este martes si continúa el proceso de extradición a España y si lo deja en la cárcel o en libertad vigilada. Mientras, el expresident sigue durmiendo en la cárcel de Neumünster.

El abogado Jaume Alonso-Cuevillas es el encargado de coordinar en España la defensa de Puigdemont. Acaba de presentar ante el Tribunal Supremo un recurso en el que rechaza que hubiera violencia el 1-O y señala que a lo sumo hubo episodios "aislados". Niega que hubiera rebelión o malversación. Confía además en que no se produzca esa extradición, pero asegura que Puigdemont le ha trasladado que está mentalmente preparado para todo: incluido acabar en la cárcel en España.

¿Cómo está Puigdemont?

Está muy bien, muy sólido. Era un riesgo que tenía asumido. Cuando a finales de octubre marcha a Bélgica, él dice ya entonces -que se ha aplicado el 155 y se han convocado elecciones- que lo que quiere es poder mantener el discurso, hacer una candidatura, negociar una investidura... Cuando se marcha era para tener esa capacidad de actuación, pero consciente de que en cualquier momento podía ser extraditado. Lo tenía claro.

A partir de aquí, cuando empieza a hacer su periplo europeo y a viajar, él es perfectamente consciente en todo momento de los riesgos que asume. Pese a todo, prioriza el poder seguir internacionalizando el conflicto y poder llevar el discurso a otros países. Por descontado, preferiría no haber sido detenido. Pero también dice que es otra forma de internacionalizar el conflicto porque ahora se tendrá que pronunciar la jurisdicción de otro país. Él está mentalmente preparado para estar allí semanas, si al final se decreta levantar las medidas cautelares o los meses que dure la tramitación de la euroorden o que acaben extraditándolo a España y estar más de veinte años en la cárcel. Está mentalmente preparado para todo.

Ha podido hablar con él en la cárcel, ¿qué mensajes le ha trasladado?

Él está preparado, sabe que no ha cometido ninguno de los delitos que le imputan. No ha habido ningún acto ni violento ni de incitación a la violencia, por lo tanto no hay rebelión. Tampoco hay malversación. A lo sumo lo que podría haber es una desobediencia. Esto es un debate técnico, pero ni se ha producido ni rebelión ni malversación. Tiene la conciencia muy tranquila, pero sabe que este proceso tiene una dimensión más política que jurídica y que España intentará hacerle pagar el precio. Preparado para todo.

Puigdemont tiene la conciencia muy tranquila

A partir de mañana se tiene que pronunciar la Fiscalía alemana sobre si sigue tramitándose la petición de extradición y si lo deja en prisión o en libertad vigilada.

Este lunes es fiesta en Alemania al igual que en Cataluña y, a partir de mañana, se reactiva la Fiscalía y tiene que examinar la euroorden, ver si la asumen y la plantean ante el tribunal. Es lo más probable. Aunque nosotros lo vamos a luchar, sería muy excepcional que la rechazara de entrada.

¿Cree que el proceso en Alemania acabará con la extradición de Puigdemont a España?

Es muy difícil hacer pronósticos. Si dijera un no rotundo, sería imprudente. Creo que hay más argumentos para el no que para el sí porque el delito de rebelión exige también violencia en Alemania y no se ha producido. La malversación que se describe en el auto de procesamiento no lo sería conforme al Código penal alemán. Y hay muchos elementos para dudar de que vaya a tener un juicio justo.

EFE

Han presentado un recurso este lunes en el Supremo en el que Puigidemont niega que hubiera violencia el 1-O.

Digo que no hay rebelión. Ha habido episodios en alguna manifestación, ha habido algún incidente, pero han sido aislados y minoritarios. Deben responder por el delito que sean los autores, no los miembros del Gobierno de la Generalitat. Pero, en todo caso, todos estos hechos son hechos de octubre. Lo digo también en el recurso: hasta el 26 de octubre solo entre comillas existía una causa por desobediencia, prevaricación y malversación. En los últimos días de octubre, el fiscal general iba haciendo manifestaciones tipo 'si proclamáis la independencia en el Parlament el 27, os pondré una querella por rebelión'. Esto significa que a ojos de la propia Fiscalía General del Estado, el 25 o el 26 de octubre no se había producido rebelión y sí se produce a partir del 27. ¿Cuál es la diferencia fáctica entre el 26 y el 27? Que se produce una declaración de independencia, que será ilegal, de acuerdo, pero eso no es un alzamiento violento. No es justificable que a partir del 27 se diga que hay rebelión. No hay por dónde cogerlo.

Es muy difícil hacer pronósticos sobre la extradición

Pero el juez Llarena si veía en el auto de procesamiento esa violencia.

Sí, pero para justificar eso tiene que hacer unas piruetas semánticas de entre violenta, de forma violenta, violentamente. Pero todos los actos que describe como violentos no son, primero, atribuibles ni a Puigdemont ni a ningún miembro del Gobierno y, segundo, son de fechas anteriores.

¿Ve intención política en el auto de procesamiento del juez Llarena?

Bueno, una intención política... no sé si tanto. Otra cosa que apunto es que en diversos autos el juez Llarena dice que cuando se produce la declaración de independencia resulta afectado el conjunto de la ciudadanía española que tiene que decidir. Y, por tanto, él se sitúa en posición de víctima del delito. Por tanto, ahí pierde su imparcialidad. Está juzgando el asunto alguien que se siente víctima.

¿Qué le han parecido las pintadas de Arran contra el juez Llarena en su casa en Girona?

Absolutamente condenables. Faltaría más. Una cosa es que yo discrepe con las decisiones judiciales de Llarena, pero máximo respeto.

¿Qué pasará finalmente? ¿Acabará Puigdemont en prisión en España?

No lo sé, dependerá de lo que suceda en Alemania. Soy muy optimista respecto al resultado de la extradición en Alemania, pero es un optimismo prudente. Siendo optimista y pensando que no se va a proceder a la extradición, hay que tomarlo con prudencia. Tampoco lo descarto.

¿Le paga Puigdemont?

Él personalmente no

¿Puede decir quién?

No es ningún secreto, pero no tengo autorización.

Photo galleryCarles Puigdemont See Gallery

EL HUFFPOST PARA ENDESA