TENDENCIAS
18/04/2018 12:47 CEST | Actualizado 18/04/2018 12:47 CEST

Una mujer se lleva una reprimenda en el trabajo por llevar compresas a la vista en el coche

"De camino paré a comprar y las dejé en una bolsa junto con un bote de champú y pasta de dientes".

Masanyanka via Getty Images

Tener la regla es natural. Pero también parece que la regla es algo poco profesional para la empresa de la internauta que protagoniza esta historia. La mujer, que no ha querido revelar su identidad, ha relatado su experiencia en su puesto de trabajo, donde se ganó una reprimenda por haber dejado ¡un paquete de compresas en su coche!

La mujer se lo ha contado a la bloguera estadounidense Alison Green, de Ask a Manager, que responde a preguntas de usuarios relacionadas con la vida laboral. Ésta en particular la indignó especialmente, tal y como recoge Yahoo Lifestyle.

"Una de mis compañeras se quejó porque vio un paquete de compresas en el asiento de atrás de mi coche cuando aparcó a mi lado. De camino al trabajo paré a comprar y las dejé en una bolsa junto con un bote de champú y pasta de dientes. Recibí un aviso por escrito de Recursos Humanos y mi jefe me dijo que no volviera a hacerlo y que no las tuviera a la vista. Me quedé en shock cuando me lo dijo", escribe la lectora.

Alison Green, la bloguera de Ask a Manager, también se quedó impactada por la historia. "¿EN TU COCHE? Me va a explotar la cabeza", contesta. "Es ridículo, ofensivo y misógino y deberías frenarlo". Green la anima a dirigirse a Recursos Humanos para que retiren esa llamada de atención de su expediente:

"No hay nada inapropiado en el hecho de tener productos de higiene en el coche, ya sea un paquete de papel, de compresas o champú. No hay nada sucio ni vergonzoso en los productos de higiene femenina, y se está llegando a un terreno terriblemente delicado si se penaliza a alguien por llevar artículos cotidianos en el coche sólo porque resulta que son para mujeres".

Este episodio ha llamado tanto la atención a Alison Green que lo ha publicado también en Twitter para obtener reacciones de un mayor número de personas. Los mensajes no se han hecho esperar y las tuiteras han compartido sus propios métodos para responder a esta empresa retrógrada:

Mi instinto inicial fue responder: "Mañana ve al trabajo con el coche completamente cubierto de compresas y con tampones colgando de la antena".

Ve dejando caer tampones a tu paso para crear un caminito como el de Hansel y Gretel.

Tú eres mejor mujer que yo. Mi pensamiento inicial fue: "Guerra biológica". SANGRAR POR TODAS PARTES

En cualquier caso, conviene preguntarse por qué en 2018 la regla sigue siendo un tema tabú. Y por qué hasta las marcas de compresas y tampones anuncian sus productos entre escenas de nubes y líquidos menstruales de color azul.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Francia y ha sido traducido del francés por Marina Velasco Serrano.

NOTICIA PATROCINADA