NOTICIAS
15/05/2018 11:35 CEST | Actualizado 15/05/2018 11:48 CEST

Facebook filtra los datos de tres millones de usuarios

Los académicos de la Universidad de Cambridge distribuyeron los datos de myPersonality, una aplicación de personalidad de la red social.

luchezar via Getty Images

Por si no fuese suficiente con el escándalo de Cambridge Analytica, una nueva investigación a cargo de la revista New Scientist desvela una nueva filtración de datos de usuarios de Facebook. La publicación revelan que la aplicación distribuyó información de tres millones de usuarios de la red social mediante la conocida app de personalidad myPersonality.

Los académicos de la Universidad de Cambridge (entre los que se encuentran David Stillwell y Michal Kosinski) publicaron los datos, especialmente sensibles por ser resultados de diversos tests de personalidad, en un sitio web de seguridad insuficiente y que no ha sido protegido como debía.

En un primer momento, solo tenían acceso a esta información investigadores que justificasen su uso y que no fuesen a utilizar este tipo de datos para hacer negocio. Sin embargo, se registraron más de 280 colaboradores de 150 instituciones diferentes entre las que se incluyen compañías como Google, Yahoo o Microsoft. El acceso a esta web era tan fácil que con una simple búsqueda en plataformas como GitHub y utilizar las claves de un profesor colaborador del proyecto se podía entrar en él.

Según señala New Scientist, la red social de Mark Zuckerberg ha anunciado el cierre de esta aplicación, junto a otras 199 similares, por este motivo. Facebook suspendió myPersonality de su plataforma el pasado 7 de abril, añadiendo que la app podía haber violado sus políticas debido a la forma de expresar la manera en la que se comparten los datos.

Para ser conscientes de la magnitud de esta filtración, la revista señala que más de seis millones de personas completaron los tests de myPersonality y cerca de la mitad de ellos aceptaron las condiciones que permitían a Facebook compartir los datos de su perfil con el proyecto.

Una vez que la información fue filtrada, se borraron los nombres de los usuarios y se compartieron en este sitio web. Según explica New Scientist, los términos de myPersonality permitían distribuir los datos de forma "anónima" de manera que la información no pudiese ser rastreada para identificar al usuario en cuestión. Sin embargo, era muy sencillo para cualquier compañía con acceso a los datos poder identificar con nombres y apellidos a los usuarios y relacionarlo incluso con las actualizaciones de estado, la edad o el género.

NOTICIA PATROCINADA