POLÍTICA
18/05/2018 10:45 CEST | Actualizado 18/05/2018 13:31 CEST

La contudente respuesta de Isaías Lafuente a la pregunta sobre qué tiene de malo el 'casoplón' de Iglesias y Montero

"Quizás no sea la casa que han comprado sino el discurso anterior que nos vendieron".

EFE

El periodista Isaías Lafuente se ha preguntado, en la Cadena Ser, "¿qué tiene de malo la casa de los Iglesias Montero?". Y el propio Lafuente ha contestado a esta cuestión: "Quizás no sea la casa que han comprado sino el discurso anterior que nos vendieron".

El periodista, quien apunta que "en las críticas convergen los rancios que piensan que si eres de izquierdas tienes que vivir como un pobre y aquellos que ven cierta distorsión entre el discurso político de la pareja y esta aparente ostentación", matiza —no obstante— que "ahí pueda encontrarse un elemento para la polémica".

FOTOS- Así es la casa que han comprado Pablo Iglesias e Irene Montero

Sentencia Lafuente: "Cuando te has labrado y has exhibido una imagen casi franciscana, de hombre de barrio que abominaba del 'rollo de los políticos que viven en chalets', que preguntaba en Twitter, refiriéndose a Guindos, si 'entregaríamos la política económica del país a quien gasta 600.000 euros en un ático de lujo', justo lo que han invertido en su compra, o que alababa la austeridad de José Mujica como ejemplo de político alejado de la casta del antiguo régimen, es verdad que algo chirría".

Pincha aquí para escuchar el comentario en la web de la Cadena Ser

Pablo Iglesias e Irene Montero se han comprado una casa en la sierra de Madrid. Su superficie, su piscina, sus materiales de primera calidad y su precio han suscitado críticas que han saltado de las redes sociales al Congreso de los Diputados en donde hoy han bombardeado a preguntas sobre la adquisición a la portavoz de Podemos. En las críticas convergen los rancios que piensan que si eres de izquierdas tienes que vivir como un pobre y aquellos que ven cierta distorsión entre el discurso político de la pareja y esta aparente ostentación.

Y quizás ahí pueda encontrarse un elemento para la polémica. Porque nadie les negará el derecho a vivir donde crean conveniente si se lo pueden permitir, faltaría más. Pero cuando te has labrado y has exhibido una imagen casi franciscana, de hombre de barrio que abominaba del "rollo de los políticos que viven en chalets", que preguntaba en Twitter, refiriéndose a Guindos, si "entregaríamos la política económica del país a quien gasta 600.000 euros en un ático de lujo", justo lo que han invertido en su compra, o que alababa la austeridad de José Mujica como ejemplo de político alejado de la casta del antiguo régimen, es verdad que algo chirría. Y quizás no sea la casa que han comprado sino el discurso anterior que nos vendieron.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard