TENDENCIAS
27/05/2018 15:45 CEST | Actualizado 27/05/2018 15:45 CEST

Soy Una Pringada: "No tengo ninguna esperanza en el ser humano, pero hasta la III Guerra Mundial, que disfrute"

La 'anti-youtuber' Esty Quesada acaba de estrenar su nueva serie, 'Looser', y se ha convertido en un fenómeno de internet.

Es fácil pensar que Esty Quesada —más conocida como Soy Una Pringada— hace un papel, pero nada más lejos de la realidad. Esta chica de Bilbao que aparece en sus vídeos maquillada hasta los topes de una manera un poco siniestra y poniendo a parir a la mitad del universo, acaba de estrenar la primera temporada de su serie, Looser (Flooxer) en la que narra su vida y la de sus amigos. Soy Una Pringada es un nuevo fenómeno: una "gorda que insulta"—así se define ella— que tiene loco a Internet y que, junto a sus amigos, está teniendo igual o más repercusión y fama que las influencers y modelos, como Dulceida, Paula Gonu o Laura Escanes, que hablan de ropa y hacen viajes de ensueño e inalcanzables para los seres humanos normales.

Esty abre la puerta de su casa con pantalón de pijama y recibe a El HuffPost un día antes de estrenar Looser, producida por los Javis (Javier Calvo y Javier Ambrossi), que han sido "hadas madrinas" para ella. De una sola mirada a su cuarto, uno puede corroborar que lo suyo no es un papel. En él se pueden encontrar sus ya conocidos sombreros, pósters de películas de los 90 y una cama coronada con un cojín de Edward Cullen y otros dos de Irina Cosmopolitan y su novia (es sabido que Soy Una Pringada odia a esta youtuber). "La odio tanto que me hice yo misma estos cojines", dice con sarcasmo. Eso sí, cuando se le pide si puede sonreír en alguna de las fotos su respuesta es la ya esperada: "No".

CARLOS PINA

A pesar de su cameo en La Llamada con los Javis, de su sección en Vodafone You, de su show en el Palacio de la Prensa de Madrid junto a Percebes y Grelos (Que vuelva Fotolog) de que ha escrito un libro y ha escrito, dirigido y protagonizado su propia serie, Soy Una Pringada niega ser una "estrella" y cuenta cómo empezó en Youtube: "Estaba en mi cuarto haciendo vídeos porque estaba con depresión y para echar las tardes y, de repente, ha surgido esto. Todavía no me lo creo". Ahora piensa a lo grande: quiere seguir con la serie, hacer una película y escribir otro libro. Aunque prefiere no dar más detalles: "Que luego me roban las ideas".

Una serie con amigos y partes del guión improvisadas

Mientras habla ante la cámara desde su habitación, sus amigos la esperan en el salón. Entre ellos, hay alguno que también ha salido en la serie, como Algar. "Vamos a ver a muchos personajes hilarantes pero con un fondo", explica la joven, "también muchos cameos que nadie se espera como Gisela de OT o Joaquín Reyes". Se trata de una serie que habla de ella: "Una lucha interna o una pelea entre seguir siendo una mierda o cambiar, porque al final seguir siendo una mierda se va a quedar en eso y no voy a poder avanzar en la vida".

En la serie está acompañada de su amigo Milo y de Jedet, que hace de Shadet, una prostituta: "Es un relato de amistad del paso a la adultez y una dramedia, más que nada". Algunos de los actores han tenido libertad para improvisar sus guiones: "Tenían guión, pero Milo, por ejemplo, no se lo leyó en ningún momento, así que tenía que dejarle improvisar sí o sí. Además, yo quería que pusiesen su toque, no que fuesen un robot leyendo un guión".

Carlos Pina
Esty posando con el vinilo de Putochinomaricón

Esty opina que su éxito y el de sus amigos se debe a que hacen "lo que les da la gana": "Supongo que eso ayuda a los demás, a plantearse liberarse en la vida. Somos como una liberación para ellos". Tanto ella como Milo o Jedet hablan abiertamente de sus defectos, muestran naturalidad, se ríen de situaciones cotidianas... Y muchas personas se sienten más representadas por ellos que por otro tipo de influencers.

Una hater con sus propios haters

Carlota Corredera, Irina Cosmopolitan, JPelirrojo... Son muchas las personas a las que Esty Quesada odia. Pero, ¿qué pasa cuando una hater tiene sus propios haters? Ella lo tiene claro: "Lo llevo perfecto. Es normal que tenga haters porque muchas veces me hago de odiar. Me veo como una diana fácil, ya que si una persona descarga sus frustraciones llamándome 'puta gorda' o 'gilipollas' pues OK, me parece bien. Si eso les ayuda a ellos, yo lo puedo soportar". Eso sí, cuando se le pregunta por su vídeo viral Carlota Corredera, gorda traicionera su respuesta es simple y clara: "Next".

Sobre Castelo: "Todo está dicho en Twitter"

Cuando salió a la luz la polémica con el presentador Antonio Castelo, Soy Una Pringada publicó un tuit en el que le llamaba "acosador" y "machista".

Preguntada por estas declaraciones, Esty pone los ojos en blanco y se limita a decir que todo lo que quería decir está en Twitter: "Y nada más".

"STOP HETEROS Machirulos"

La polémica que sí ha querido explicar es en una en la que se ha visto envuelta por sus afirmaciones de "Stop heteros". De hecho, en algún vídeo sale con las cejas depiladas y en el lugar de ellas tiene escrito ese lema. Aunque aclaró que era una parodia, muchas personas la criticaron pensando que se refería a todas las personas heterosexuales pero ella explica que no es así: "Creo que es obvio, ¿no? Es una parodia, pero en todo humor hay una verdad. Quiero decir que los heteros machirulos, los típicos machitos, me dan todo el asco, pero como a todo el mundo. Y no por el hecho de ser heteros sino por llevar la masculinidad al 200%". Por eso se declara feminista: "Y creo que todo el mundo debería decir que sí al feminismo".

¿Qué youtubers le gustan a una hater?

A Soy Una Pringada, es más fácil preguntarle por los youtubers que le gustan que por los que no (en este caso la lista sería inmensa): "Me gustan pocos... Christine Sydelko, en la que me inspiro muchas veces, Percebes y Grelos o Living Postureo". Después de un silencio de un minuto intentando recordar alguno más añade: "Y ya está".

CARLOS PINA
Esty con Algar, otro de los personajes de la serie.

No le gustan los challenges [retos] en los vídeos de Youtube, pero para ella, lo peor de la plataforma es "la gente que en su época estuvo arriba, ahora está abajo y no puede soportarlo. En plan: 'ay, es que tengo 300.000 suscriptores y 7.000 visitas en el vídeo, Youtube no avisa a mis seguidores...'. Pues no chica, igual es que les has dejado de interesar y les importas una mierda y hay que aceptarlo, todos vamos a bajar en algún momento". Por eso opina que "la cosa es hacer otras cosas además de Youtube". "Si sólo han sabido probar chuches japonesas, pues tampoco es el súmmum de la modernidad", añade.

¿Y qué ve Soy Una Pringada en la televisión?

Contra todo pronóstico, a Esty le gusta ver Sálvame "cuando salen Aramis Fuster o Víctor Sandoval y viejas glorias de los 2000", también le gusta Mi vida con 300 kg y Undress, un programa de citas en el que se tienen que desnudar en una cama: "Me gustan las cosas más patéticas". Eso sí, le gusta verlos desde casa, ya que no sería partícipe en ninguno de ellos: "A cosas como First Dates no iría porque me guardo un poco de respeto a mi misma".

Ni playa ni montaña, ni tomar unas copas en el centro ni salir de fiesta: a Esty le gusta pasar el tiempo en su casa con los suyos. Allí se siente cómoda. "Odio a todo el mundo", resume.

Photo gallery Series españolas: curiosidades See Gallery

EL HUFFPOST PARA HONEST