NOTICIAS
06/06/2018 05:05 CEST | Actualizado 06/06/2018 05:05 CEST

Usar el cerebro es el mejor modo de prevenir enfermedades cardiovasculares

Según el célebre cardiólogo español Valentín Fuster, es en el cerebro donde se originan.

AFP/Getty Images

Los problemas cardiovasculares se originan en el cerebro y lo pueden afectar gravemente, por lo que usarlo es el mejor modo de prevenirlos, ha explicado en un congreso en La Habana el célebre cardiólogo español Valentín Fuster.

La pronunciada tendencia a las enfermedades cardiovasculares es producto de "los factores de riesgo que no se han cuidado: la hipertensión, la diabetes o el colesterol elevado que alteran los vasos del cerebro y pueden dar lugar a demencia", ha indicado Fuster en una entrevista con Efe.

El doctor, reconocido como uno de los más prestigiosos del mundo en su especialidad, ha impartido en la capital cubana la conferencia magistral "Nuevas fronteras en salud: el corazón y el cerebro", que ha abierto la XXX edición del Congreso Centroamericano y del Caribe de Cardiología.

Para el doctor Fuster, tanto causas como soluciones residen en la mente, por lo que propone diversas estrategias para cambiar los hábitos de las personas, especialmente en el caso de los niños, ya que "tienen un cerebro muy preparado para escuchar".

"Estamos trabajando con 25.000 niños para promover la salud. Durante unas 70 horas en cinco meses se les enseñan aspectos de salud y los resultados son muy esperanzadores", ha explicado el cardiólogo y director de la División de Enfermedades Cardiovasculares del hospital Monte Sinaí de Nueva York.

La clave para los adultos es el trabajo comunitario

En el caso de los adultos, Fuster reconoce que es más difícil cambiar los hábitos de salud, aunque los estudios de los últimos años indican que el trabajo comunitario es la solución más efectiva.

"Estamos preparados para cuidarnos. No sabemos si hay un centro cerebral dedicado a ello, pero hay motivaciones. Estamos buscando qué motivaciones puede tener el adulto para cambiar su conducta y sobre todo es el trabajo en comunidad, más que de forma individual", ha explicado.

Fuster se muestra optimista al afirmar que "hoy hay una percepción de que la salud es importante que no existía hace unos años", aunque reconoce que "de entender que la salud es importante a llevar a cabo aspectos prácticos para cambiar hay un gran tramo".

El congreso se prolongará hasta el viernes y reúne a 700 delegados de varios países que debaten las causas y soluciones de los problemas del sistema circulatorio, que cada año causan la muerte a 17 millones de personas en todo el planeta.

En los próximos tres días de congreso se prevé abordar diversas temáticas concretas como las arritmias y estimulación cardíaca, la hipertensión arterial, la cardiopatía isquémica o la enfermedad valvular, y se presentarán más de 300 trabajos científicos.

Photo galleryHábitos no tan saludables See Gallery

EL HUFFPOST PARA 'MATAR O MORIR'