TENDENCIAS
11/06/2018 09:50 CEST | Actualizado 11/06/2018 09:52 CEST

Pedro Duque reconoce su carencia como ministro en su primera entrevista en televisión

Reconoce que cuando recibió la llamada de Pedro Sánchez le temblaron las piernas.

Espejo Público

Pedro Duque ha sido una de las mayores sorpresas del Gobierno que ha formado Pedro Sánchez y quizá sea el nombramiento que más ha convencido tanto a votantes, simpatizantes y detractores del PSOE.

Su preparación como ingeniero aeronáutico de la ESA (Agencia Espacial Europea) y como astronauta está fuera de toda duda. Sin embargo, él mismo ha reconocido en su primera entrevista en televisión sus carencias como ministro de Ciencias, Innovación y Universidades de España.

"Tengo que reconocer que mi carencia es [que no sé] cómo hablar con las fuerzas políticas, cómo desentrañar su manera de pensar porque no la entiendo de momento. Quizás en mi equipo tenga que haber gente que entienda más de política y quizá sea menos importante que entiendan de ciencias, universidades e investigación", ha confesado este lunes a Sussana Griso en el programa matinal de Antena 3 Espejo Público.

Aquí le puedes escuchar:

Sin embargo, Duque ha afirmado que compensará esta carencia intentando rodearse de las personas más competentes que pueda encontrar. "Veremos cómo sale", ha afirmado.

Para ser ministro, el astronauta ha explicado que ha tenido que renunciar a su trabajo habitual. "Y molaba bastante mi trabajo", ha confesado a Griso. En este punto incluso se ha permitido bromear: "Me han dado una excedencia... ¿Qué cómo no me la van a dar si ahora manejo sus fondos?".

Otro aspecto al que ha tenido que renunciar es a su sueldo, pero ha reiterado en varias ocasiones que no le importa. "Me da lo mismo lo que vaya a ganar, el sueldo no tiene color, pero me da igual".

La llamada

Cuando Sánchez le llamó el sábado, un día después de ganar la moción de censura, para proponerle el cargo, Duque ha admitido que le temblaron las piernas. "Me lo planteó en los primeros 30 segundos de conversación y empecé a darle vueltas a las posibles consecuencias, a lo negativo que podría traer, como qué va a pasar con mis hijos...", ha asegurado.

Sin embargo, el científico enseguida pensó que no podía decir que no: "Si me llama el presidente de mi país y me dice que me da carta blanca para arreglar todo lo que siempre he dicho que había que arreglar... Como dicen los americanos, tengo que poner el dinero donde antes puse mi boca".

Este es su argumento completo:

Tras bromear sobre los memes que se multiplicaron por la red y sobre el episodio del sistema de pago de Metro de Madrid, Griso le ha despedido deseándole suerte en esta nueva etapa profesional a lo que el ministro ha respondido con humildad: "Gracias, la voy a necesitar".