NOTICIAS
18/06/2018 19:07 CEST | Actualizado 19/06/2018 09:20 CEST

Sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos... Y después, ¿qué?

El Gobierno de Sánchez estudia cómo exhumar los restos del dictador del sitio que él mismo ordenó construir. ¿Qué se podría hacer después con el monumento?

NurPhoto via Getty Images

La memoria histórica vuelve a la actualidad, como la herida sin cerrar del Valle de los Caídos clavada en su centro. La Ejecutiva del PSOE celebrada este lunes, la primera desde que Pedro Sánchez se convirtiese en presidente del Gobierno, ha concentrado parte de sus esfuerzos en analizar cómo adaptar la Ley de Memoria Histórica para sacar los restos del dictador Francisco Franco del monumento fascista.

El presidente aseguró este lunes, en su primera entrevista desde que llegó a La Moncloa, que el Gobierno "tiene que gobernar con el Parlamento, que en 2017 dijo claramente que se exhumasen los restos de Franco y se entreguen a sus familiares y que el Valle de los Caídos se convierta en un memorial sobre la lucha contra el fascismo".

"No es abrir heridas, es cerrarlas, y apelo a la responsabilidad de los grupos parlamentarios, incluido el del PP, para respaldar una decision que el Gobierno de España por supuesto tomará, ya veremos el cómo y la fecha", indicó en una entrevista en TVE.

El nuevo Gobierno ya trabaja en ello y la ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha confirmado que se está llevando a cabo "un estudio jurídico profundo sobre el tema". Se busca dar cumplimiento a un acuerdo adoptado el pasado 11 de mayo de 2017 en el Congreso, cuando todos los grupos salvo PP y ERC sacaron adelante una iniciativa para exhumar los restos del dictador, dado que no murió en la Guerra Civil.

Todavía no hay plazos. La ministra de Justicia ha asegurado que "no hay fecha" ni siquiera aproximada para saber cuándo podrán trasladarse los restos. Asimismo, el portavoz de la Ejecutiva del PSOE, Óscar Puente, ha alejado la idea de que el cadáver de Franco vaya a ser exhumado en un plazo corto de tiempo: "Creemos que es el momento, pero sin urgencias ni precipitaciones".

Para llevar adelante la idea, el Gobierno podría optar por el desarrollo de un proyecto de ley o, para abreviar los plazos, por un real decreto. Pero esta cuestión también está todavía en el aire.

A pesar de las dudas sobre los plazos y sobre la fórmula legislativa, Puente ha asegurado que la decisión "está bastante clara". ¿Qué podría hacerse con el monumento una vez que Franco ya no sea su ocupante? Hay ideas para todos los gustos:

Pulsa aquí si no ves el contenido

Una vergüenza única en el mundo

Es el único monumento funerario de loa a un dictador que sigue todavía en pie y regido por las normas de la dictadura. Pero eso no quiere decir que la gestión de la memoria histórica sea perfecta en todos los países.

Los vestigios del fascismo italiano y el culto a la personalidad de Benito Mussolini son abundantes en toda italia. Algunos monumentos todavía presentan inscripciones a mayor gloria del Duce y los italianos no han desarrollado una ley de Memoria Histórica como la española. Las decisiones sobre los símbolos fascistas son tomadas, no sin polémica, en cada ciudad y cada pueblo. Como ejemplo, la decisión que tomó Bolzano: una panel led sobre las inscripciones. No las cubre, sino que las transforma.

Alemania suele ser citada como paradigma a la hora de gestionar un pasado problemático. La ciudad de Berlín, por ejemplo, está llena de intervenciones y monumento que contribuyen a resignificar el legado nazi y a ponerlo en contexto como la etapa más negra de la historia del país. Los campos de concentración, por ejemplo, se mantienen intactos y han sido reconvertidos en centros de interpretación y museos para dar a conocer el horror de los asesinatos masivos cometidos por los nazis.

Con todo, la huella de los dictadores de la historia no es borrable del todo y se hace evidente, en algunos casos, en los lugares donde están enterrados:

Photo galleryDictadores del mundo después de su muerte See Gallery

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST