ECONOMÍA
01/08/2018 22:41 CEST | Actualizado 03/08/2018 01:44 CEST

Los taxistas de Madrid y Barcelona ponen fin a la huelga y levantan las acampadas

Fomento da hasta septiembre a las comunidades autónomas para asumir la gestión de las licencias de VTC.

Un grupo de taxistas ocupa el paseo de la Castellana de Madrid con motivo de la huelga contra los VTC.
SOPA Images via Getty Images
Un grupo de taxistas ocupa el paseo de la Castellana de Madrid con motivo de la huelga contra los VTC.

Bandera blanca. Los taxistas han decidido este miércoles en torno a las once de la noche desconvocar la huelga que mantenían en la última semana en protesta contra las plataformas Uber y Cabify. Abandonan también las acampadas simbólicas del paseo de la Castellana de Madrid y la Gran Via de Barcelona.

Las principales asociaciones del sector del taxi han optado por conceder una tregua hasta septiembre, un voto de confianza al ministerio de Fomento. La decisión se ha tomado justo después de la reunión de la Conferencia Nacional de Transportes que intentaba solucionar el conflicto entre ambos sectores.

El encuentro de más de tres horas de duración ha tenido un resultado un tanto descafeinado. El ministro José Luis Ábalos ha desistido de su oferta inicial de transferir a todas las comunidades autónomas la competencia de otorgar las licencias de los vehículos de alquiler con conductor (VTC), utilizados por las empresas como Uber y Cabify. Muchas comunidades se habían opuesto a esta medida al considerar que no solucionaba el problema, sino que únicamente se traspasaba de una administración a otra el conflicto.

En su lugar, Fomento ha ofrecido una solución a la carta. Las regiones que lo soliciten podrán regular sobre las VTC en su territorio. Aquellas que no quieran, seguirán sometidas a la legislación estatal. "No se transferirán las competencias en VTC, sino que se dará a los gobiernos autonómicos que así lo deseen capacidad regulatoria en la materia", declaró Ábalos.

Algunas administraciones regionales, como la Generalitat de Catalunya, ya habían manifestado su disposición para hacerse cargo de la competencia de las licencias VTC. La normativa necesaria para que(en principio un real decreto) se prevé que esté aprobada para medidas do septiembre.

Tres meses para la limitación a 1 VTC por cada 30 taxis

Asimismo, Fomento y las comunidades han establecido ese mismo plazo de tres meses para diseñar de manera conjunta medidas para atender la principal reclamación de los taxistas: la limitación de las licencias de Uber y Cabify.

Los taxistas piden que solo pueda concederse una autorización de VTC por cada 30 de taxis. Esta ratio aparecía en la legislación española desde los años 80 y hasta 2009 y, posteriormente, desde 2015. Entre esos años hubo un vacío legal. Esta proporción ha sido ratificada recientemente por el Tribunal Supremo.

Sin embargo, esta ratio está muy lejos de la realidad. En España, hay 65.060 licencias de taxi frente a 8.492 de VTC, según los datos de Fomento a 1 de junio de 2018. Es decir, un vehículo de Cabify o Uber por cada ocho taxis, muy lejos del 1/30.

¿Por qué se ha superado el 1/30? Los tribunales conceden ahora licencias que se solicitaron entre 2009 y 2015. Las administraciones públicas denegaron esas autorizaciones amparándose en ese límite, que no era de aplicación entonces. La justicia está dando la razón a los solicitantes. El número de licencias pendientes de resolución judicial serían unas 10.000 en toda España.

"No hay nada que se pueda hacer a más corto plazo", reconoció el ministro en referencia a la reclamación de los taxistas de medidas para frenar la concesión de licencias VTC en los tribunales.

EFE
Un taxista juega con un balón de fútbol en medio de la concentración de taxistas en el centro de Barcelona.

EL HUFFPOST PARA HONEST