ECONOMÍA
04/06/2018 17:03 CEST | Actualizado 04/06/2018 22:35 CEST

El Supremo avala las restricciones a Uber y Cabify

El tribunal considera no discriminatorio el límite de una licencia VTC por cada 30 taxis.

NurPhoto via Getty Images
Un grupo de taxistas en una manifestación contra Uber y Cabify en el centro de Madrid en noviembre de 2017.

Se acabó la guerra del taxi. La sala tercera de lo contencioso - administrativo del Tribunal Supremo ha avalado la imposición por parte del Gobierno de limitaciones a la actividad de los vehículos de alquiler con conductor (VTC), que utilizan las empresas como Uber y Cabify, siempre que sean "necesarias y proporcionadas" para mantener el equilibrio con los taxis.

El alto tribunal ha considerado ajustadas a derecho y no discriminatorias dos restricciones impuestas en el real decreto 1057/2015 que modificó el reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres. Se trata del límite de una licencia VTC por cada 30 licencias de taxi y la exigencia a las empresas de VTC de que realicen el 80% de sus servicios en la comunidad autónoma donde obtuvieron la licencia.

Los magistrados han resuelto así una dura batalla legal que enfrentaba desde hace meses a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, la patronal Unauto y las empresas Uber y Cabify frente a las asociaciones de taxi, el Ministerio de Fomento y varios Gobiernos regionales. Los primeros consideraban que las restricciones del real decreto eran desproporcionadas y discriminatorias y pedían la total liberalización.

Una licencia de VTC por cada 30 licencias de taxi

El Supremo ha defendido que el taxi debe estar protegido, al tratarse de un servicio público. La sentencia señala que la Administración no justifica de manera razonada las cifras de la restricción (una licencia VTC por cada 30 licencias de taxis). Sin embargo, ha considerado que es ajustada a derecho.

"Una vez admitida la justificación de preservar un equilibrio entre las dos modalidades de transporte urbano a fin de asegurar una modalidad como la del taxi, la previsión de una proporción entre el número de licencias es sin duda una medida idónea y proporcionada, sin que parezca fácil arbitrar una medida alternativa que pudiera ser menos restrictiva", ha señalado la sentencia.

A pesar de lo que ha establecido la sentencia, la proporción 1/30 no se cumple en la actualidad. En España operan 65.060 taxis y 8.492 VTC. Es decir, hay una licencia de VTC por cada ocho taxis.

La sentencia tendrá efecto sobre las futuras licencias que se soliciten. Sin embargo, los tribunales podrán seguir otorgando licencias si se solicitaron entre 2009 y 2013. Se calcula que la justicia podría otorgar 10.000 de VTC más.

El 80% de los servicios en la región

El tribunal también ha aceptado que las empresas de VTC tengan que realizar el 80% de los servicios en la comunidad autónoma en la que obtuvieron su autorización. Trata así de evitar que se realice un uso fraudulento: un empresario obtiene la licencia en Castilla y León para operar en Madrid.

Se elimina la flota mínima de siete coches

La sentencia sí ha dado la razón a la CNMC en un aspecto. El Supremo ha anulado el requisito de contar con una flota de siete vehículos para operar. Los magistrados han explicado que esta restricción excluye a los pequeños empresarios, sin que exista una razón de interés general o necesidad que lo justifique.