POLÍTICA
05/08/2018 13:51 CEST | Actualizado 05/08/2018 13:51 CEST

Quim Torra: "No renuncio a ninguna opción para alcanzar la independencia"

El presidente de Cataluña espera que Sánchez no vea en el 155 "una solución política para Cataluña".

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, ha concedido una entrevista al periódico La Vanguardia en la que asegura no descartar volver a usar la vía "unilateral" y en la que niega que eso sea "desobediencia".

En dicha entrevista, Torra también se refiere al juicio a los prisioneros por el 1-O y afirma que no aceptarán "sentencias de escarmiento como si nada".

De hecho, el presidente catalán afirma que una de las "claves" de la legislatura del Gobierno central, presidido por Pedro Sánchez, vendrá derivada de este juicio y que podrían dar por acabada la legislatura en caso de no estar conformes con lo que ocurra.

"Con Pablo Casado lo mejor es la indiferencia"

Aun así, Torra reconoce "un cambio evidentísimo" respecto al Ejecutivo anterior del PP, ya que, afirma, han podido "trasladar al presidente español con toda libertad las razones por las que estamos donde estamos y cuáles son las vías de solución que vemos".

Entre esas vías, Torra no descarta la unilateral. "Yo no renuncio a ninguna opción para llegar a la independencia de Cataluña", afirma el presidente catalán, quien cree que "proclamar tu soberanía" no es desobedecer. "Si reconoces que la soberanía de tu pueblo reside en el Parlament de Catalunya, no estás desobedeciendo, sino obedeciendo lealmente las decisiones de mi Parlament", asegura.

En todo caso, el jefe del Ejecutivo catalán no cree Sánchez vaya a aplicar el 155 otra vez, como le pide el presidente del PP, Pablo Casado. "No me puedo imaginar que vea en ese escenario una solución política para Cataluña", afirma Torra, quien cree que con Casado "lo mejor es la indiferencia".

Insiste en el referéndum

Respecto a otras posibles vías de solución política, Torra tampoco descarta la de la reforma constitucional, aunque reconoce que es difícil porque "requiere de unos quorums que hacen absolutamente imposible que podamos incluir el derecho de autodeterminación" al ser los nacionalistas "una minoría" que no tiene "capacidad de influir en una reforma constitucional". Aun así, agrega: "Si yo tengo la garantía de que se incluirá el derecho a la autodeterminación de Catalunya, iríamos, claro que sí".

"La reforma constitucional requiere de unos quorums que hacen absolutamente imposible que podamos incluir el derecho de autodeterminación"

Si se pudiera votar en un referéndum, como insiste en reclamar Torra, y saliera vencedor el "no", el presidente catalán asegura que "presentaría la dimisión inmediatamente" y se dedicaría a escribir sus "memorias".

De momento, Torra tiene por delante el reto de aprobar los presupuestos y espera para ello contar con su "socio prioritario", la CUP. "A nadie se le escapa la dificultad si no tenemos un horizonte muy claro sobre hacia dónde va la legislatura", admite el presidente catalán, quien reconoce que "la CUP siempre pide más" y que "está bien que nos apriete", aunque no descarta dirigirse hacia "los comunes" en materia de política social porque "son el motor del cambio republicano".

EL HUFFPOST PARA 'MATAR O MORIR'