TENDENCIAS
20/08/2018 09:49 CEST | Actualizado 20/08/2018 11:24 CEST

Tania Llasera responde a quienes la acusan de racista por la última foto de su hijo

"Son el día y la noche y se llevan de lujo".

GTRES
Tania Llasera en la Pasarela Cibeles de la Mercedes-Benz Fashion Week, en julio de 2018.

Sí, Tania Llasera se ha vuelto a ver envuelta en una nueva y absurda polémica a raíz de compartir una foto de su hijo en su cuenta de Instagram.

Era una imagen de lo más inocente: una estampa veraniega en la que aparece su hijo mayor, Pepe Bowie, con una amiga suya, una niña negra.

"Son el día y la noche y se llevan de lujo, Eli Hendrix y Pepe Bowie lo dan todo cada vez que se ven", escribió la presentadora junto a la imagen y las etiquetas "descalzos, "felices", "parque" y "niños".

En cuanto publicó la foto, enseguida se dispararon los comentarios que acusaban a Llasera de ser racista por, supuestamente, asociar a la amiga con la noche y a su hijo con el día por el color de su piel.

La publicación (que puedes ver en este enlace) generó cientos de críticas y de reproches a la presentadora, aunque también es cierto que los seguidores de Llasera empezaron a responder a quienes le había criticado.

A las pocas horas, la inmensa mayoría de comentarios se centraban en señalar lo absurdo de que algunos hubiesen visto racismo en una foto en la que solo hay dos niños jugando y una madre orgullosa de ellos. Y punto.

Pero la polémica había adquirido una dimensión tan grande que, al final, incluso la propia Llasera respondió a las críticas con otra publicación en Instagram.

Junto a un vídeo en el que se ve una bañera manchada con pinturas de colores, la presentadora lanzó un mensaje "de amor por el color, la diversidad y la mezcla".

Sobre la polémica de si su publicación era o no racista, Llasera aseguró que su comentario del día y la noche "no tiene nada que ver con el color de la piel o de dónde vengas".

"Lo importante es la limpieza de la mirada y que a mi hijo le flipa jugar con su amiga y ¡ya está!", escribió.

"Son sentimientos puros, los niños nos dan lecciones a todas horas, que como adultos hemos de aprender a mirar bien, para verlo y entenderlo. Aprendamos a mirar señores y señoras con el corazón y no con los ojos", concluyó y, para rematar, añadió la etiqueta "amor".