NOTICIAS
07/11/2018 18:57 CET | Actualizado 07/11/2018 19:02 CET

Adif y los Mossos investigan si falló el protocolo de seguridad en Sants

Los gestores de la estación barcelonesa tardaron más de 20 minutos en avisar a la policía catalana del hallazgo sospechoso, lo que permitió a la pasajera embarcar rumbo a Madrid.

Adif, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, ha abierto una investigación interna para aclarar posibles fallos en el control de acceso a los trenes de alta velocidad de la estación de Sants de Barcelona, donde esta mañana ha salido un tren con destino Madrid que llevaba a bordo una pasajera con un objeto sospechoso en su maleta.

La investigación se llevará a cabo en colaboración con Prosegur, la empresa encargada de la seguridad privada que controla los accesos al AVE en la estación de Barcelona-Sants. En el caso de detectar negligencias, la empresa ferroviaria adoptará las "medidas adecuadas" para solucionarlos y, si es necesario, revisará los protocolos de actuación ante la presencia de objetos sospechosos o actitudes que puedan constituir una amenaza para la seguridad de la línea de alta velocidad.

La investigación se centrará en aclarar la actuación de los vigilantes de seguridad esta mañana, cuando a través de un escáner han detectado una maleta que llevaba un objeto que parecía una granada de mano, pero que finalmente se ha comprobado que no era más que una hebilla con esa forma. Esta es la imagen de dicho escáner difundida por la policía catalana en Twitter.

Alertados por la seguridad de la estación, los Mossos d'Esquadra han desplazado a los equipos Tedax de desactivación de explosivos y han desalojado dos trenes de las vías 3 y 4 de la estación barcelonesa, al tiempo que ordenaban a Renfe detener la circulación de los convoyes de alta velocidad.

Más de 20 minutos sin avisar

Los Mossos también han abierto una investigación paralela para aclarar por qué Adif ha tardado media hora en avisarles. El jefe de la Comisaría de Movilidad de los Mossos d'Esquadra, Joan Carles Molinero, ha anunciado una inspección para determinar si ha habido algún tipo de "irregularidad" o "negligencia" por parte de Adif o de la seguridad privada en la aplicación del protocolo de seguridad en el acceso al AVE en la estación de Sants.

El retraso en dar aviso a la policía catalana por parte de los equipos de seguridad ha facilitado que la pasajera con la maleta sospechosa, tras pasar el control, se montara en el tren a Madrid. El tren ha salido de Sants a las 7:40 horas, si bien Adif no ha avisado a los Mossos de que habían detectado un artefacto sospechoso hasta las 8:02 horas, cuando la mujer ya se encontraba dentro.

El convoy debía llegar a las 10.15 horas, pero minutos antes, por orden de la Policía Nacional, el personal de Adif ha comenzado a evacuar a los ciudadanos que se encontraban en la estación. Los trenes con destino a Madrid han sido detenidos antes de llegar y la policía ha inspeccionado la maleta sospechosa, lo que le ha permitido comprobar que el objeto que había desatado las alarmas era en realidad la hebilla de un cinturón.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Las estaciones de Sants y Atocha vuelven a la normalidad tras una falsa alarma de bomba

- Esta es la hebilla con forma de granada que ha provocado el caos de Sants y Atocha

- España sigue en peligro alto de atentado un año después del 17-A