TENDENCIAS
28/11/2018 12:32 CET | Actualizado 28/11/2018 12:37 CET

Las locas normas de convivencia en un piso compartido que están dando la vuelta al mundo

"Si tienes que ir al baño 15 veces al día o cada 15 minutos, no te mudes aquí".

GETTY

Buscar piso es una odisea y, si es compartido, tiene la dificultad añadida de congeniar con los compañeros y que la convivencia marche como es debido. Para ello nunca viene mal establecer algunas normas, ya sea de limpieza o para llevar visitas.

Hay quien lleva esas reglas al extremo, como ha mostrado el usuario británico de Twitter, @rxdazn, quien ha compartido en su cuenta una exhaustiva lista con requisitos para entrar a vivir en un piso que se encontró.

El inquilino o inquilina en cuestión —no se especifica— explicaba a través de Facebook que había tenido un par de malas experiencias con compañeros en el último año, por lo que quería que se cumplieran ciertas cosas, "algunas de sentido común", antes de quedar para enseñar la casa.

"Necesito que estés fuera del piso durante los días laborables de 9:00 a 17:00, porque trabajo desde casa [...] Si tienes un trabajo apropiado, esto no debería ser un problema", comienza la extensa lista de 12 puntos.

Entre otras cosas, pide que no se hagan fiestas y que las puertas se cierren utilizando el manillar y no dando golpes, porque no busca "un compañero que sea como un elefante en una cacharrería" y que no salga ningún ruido de las habitaciones a partir de las 23:00, ya sea de llamadas de teléfono, música o "risas".

"Quiero que mi nuevo compañero sea alguien que tiene amigos, que sale a hacer cosas, practica deportes, etc. Si pasas tu tiempo libre estando en casa, viendo la tele y hablando por teléfono durante horas, no nos vamos a caer bien. Cuando no trabajo a tiempo parcial mi vida gira alrededor de mi ordenador porque soy una persona muy ocupada, pero no quiero que asumas que sólo porque yo paso mucho tiempo aquí está bien que tú hagas lo mismo", se lee en el punto 5.

El séptimo y glorioso punto 7 trata acerca del uso del baño —"Si tienes que ir 15 veces al día o cada 15 minutos, no te mudes aquí"— y las costumbres alimenticias —"Si todo lo que comes son judías en lata y lentejas y bebes cerveza, no eres mi tipo de compañero. Necesito a alguien un poco más sofisticado aquí"—.

También se prohíbe cocinar antes de las 8:30 de la mañana y después de las 23:00. "Ocasionalmente lo permitiré y también puedes hacerte un porridge o usar el microondas", acepta. "No me gusta que la gente pase un montón de tiempo cocinando. Si tú sólo cocinas o fríes porque no sabes hacerte un sandwich y cada día estás horas en la cocina o pasas el fin de semana preparando comidas elaboradas y horneadas, éste no es lugar para ti".

Por supuesto, las visitas están restringidas: "Si tienes invitados tres veces por semana es demasiado [...] Novios y novias pueden venir siempre que no duerman aquí tres o cuatro veces a la semana, porque eso significaría que la mitad del tiempo habría una cuarta persona viviendo con nosotros. En ese caso, deberían pagar el alquiler como todos los demás".

Menos mal que la persona de la lista se despide afirmando que es de fácil trato y muy de 'vive y deja vivir'. El tuit ha generado más de 700 comentarios, algunos con historias de terror similares y muchos llevándose las manos a la cabeza con las normas, preguntándose quién va a irse a vivir a ese piso.

Monólogo de Quim Gutiérrez: Cuando compartes piso, la cocina sólo se diferenciaba del baño por el tomate