POLÍTICA
13/01/2019 16:57 CET | Actualizado 13/01/2019 17:02 CET

Vox admite que tuvo financiación del exilio iraní, pero asegura que fue legal

Javier Ortega Smith ha asegurado que la financiación del partido en 2014 fue aprobada por el Tribunal de Cuentas.

EFE
Vox critica que los PGE favorecen una vez más a los que presionan al Estado

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, ha asegurado este domingo que toda la financiación de la campaña de las elecciones europeas de 2014 fue aprobada por el Tribunal de Cuentas, y, por tanto, los donativos fueron "legales y transparentes".

De esta manera ha salido al paso de la información publicada este domingo por el diario El País, en declaraciones a los medios de comunicación minutos antes del inicio del mitin que ha ofrecido en el Hotel NH La Merced de Burgos.

El número dos de Vox ha señalado que en el 2014 percibieron que a los fondos de campaña estaban llegando donativos individuales, que nunca superaron el máximo permitido, de "disidentes contrarios a la dictadura teocrática de Irán", algo que pusieron "en conocimiento del Tribunal de Cuentas para que analizase que cumplían con la legalidad".

Ortega Smith ha indicado que todos esos donativos iban encaminados a "apoyar al que en ese momento era vicepresidente del Parlamento Europeo, Alejo Vidal-Quadras, porque querían que recuperase su acta de diputado".

El secretario general de Vox ha insistido: "Todas nuestras cuentas son transparentes porque aparecen en la página web" y ha incidido en que "son auditadas por una empresa externa al partido y presentadas al Tribunal de Cuentas, aunque hasta ahora no tuviéramos obligación".

ESPACIO ECO