TENDENCIAS
26/02/2019 14:45 CET | Actualizado 26/02/2019 14:47 CET

Mercedes Milá vuelve a la televisión en Movistar+: "Tuve un desgaste que me hizo sentir la hiel de la depresión"

La periodista protagonizará 'Scott y Milá' en #0 con su perro.

Mercedes Milá en 'El Hormiguero'.

"Si hay aperitivo, no le deis comida a Scott, que está malo de la tripa", ha advertido Mercedes Milá este martes. Su snauzer, un pilar fundamental en su vida y con el que ha superado una depresión, es el coprotagonista de Scott y Milá. La presentadora vuelve a la televisión este jueves en #0 (Movistar+) con este programa "indefinible". Durante una temporada de cuatro entregas (que ya se ha renovado por cuatro más para el otoño), la catalana se desnudará físicamente. "Me he duchado en pelotas delante del equipo. Pero en este programa la desnudez va más allá", aclara.

En Movistar+, Mercedes Milá va a hacer todo lo que nunca le hemos visto hacer. Cosas que su familia le pide que no haga delante de la cámara, como besar de una manera muy particular a su perro o comer de la misma hamburguesa que él... Se ha alejado del periodismo y se ha metido "más en la emoción", aclara.

"Cumplo años y sigo haciendo televisión. He tenido ofertas de otras cadenas, pero me apetecía hacer un proyecto más tranquilo, grabado y editado bien. Estaba acostumbrada a la locura de una producción inmensa como la de Gran Hermano (Telecinco)", recuerda Milá. Precisamente esa rutina fue la que le pasó factura: "Tuve un desgaste que me hizo sentir la hiel de la depresión". Ahora, con Scott y Milá —al que pone música el ganador del Goya Fernando Velázquez— cree que ha "renacido", pero lo sabrá con total certeza cuando "demuestre al público que lo que hago le sigue interesando".

El neurólogo me dijo 'tú no tienes freno'. Eso para la televisión muy bien, pero para la vida fatal"

A la periodista le costaba entender que lo que hace en este programa "le pudiera interesar a alguien". "Es algo nuevo y viejo porque es la emoción", aclara. Es emoción, pero también la veremos hacer un programa de mujeres ("sin un solo tío") o acudir al neurólogo y escuchar de él cuál es su problema: "Tú no tienes freno". Esto "para la televisión muy bien, pero para la vida fatal".

Mercedes Milá es una pata del programa y la otra es Scott, un snauzer de cinco años que, en realidad, es tan suyo como de su madre. "La crítica de mi familia es que no lo he educado. Está educado en el amor. Es tranquilo y libre", explica la catalana. Y le da igual si la gente entiende o no su vínculo con los animales porque no intenta convencer a nadie. De hecho, ella descubrió esa unión hace cinco años. Tanto el animal como su familia la han ayudado a superar la depresión: "En mi casa la han vivido todos. Los he tenido".

Pincha aquí si no puedes ver la imagen.

Precisamente, una de las entregas de su nuevo programa se centrará en esta enfermedad. "Lo que quiero decir es 'no hay que morirse de miedo, se sale'. Yo pasé por un proceso de final de ciclo de Gran Hermano, en el que estuve 16 años", revela. La presentadora tuvo "altos y bajos hasta que dieron con la medicación".

Lo que quiero decir sobre la depresión es 'no te mueras de miedo, se sale"

Desde su paso por mtmad con Convénzeme, Milá no había hecho ningún programa. "Hubo un tiempo en que pensé que nunca haría más televisión", confiesa. Y vuelve al medio compitiendo con el formato con el que se relacionará de por vida, Gran Hermano. "Es bonito y emocionante, muy simbólico", aclara. Pero no, no lo echa de menos. "Desde que me fui de GH no he vuelto a tener relación con Mediaset", apunta.

Hubo un tiempo en que pensé que nunca más haría televisión. Competir con 'GH es bonito y emocionante, muy simbólico. Desde que me fui del programa no he vuelto a tener relación con Mediaset"

La han llamado de muchas televisiones y entre las ofertas se encontraba la de presentar Operación Triunfo, aunque lo rechazó. La última vez que la vimos fue hace unos días presentado el libro de Pedro Sánchez, Manual de resistencia. Lo hizo porque "le quería agradecer su actitud con Cataluña" y le causó muy buena impresión. "Es altísimo. Tiene unas piernas...", apunta sobre el presidente del Gobierno.

Aunque también hay parte de la actualidad que no soporta. "¿Tú te puedes creer que el Papa haya dicho que el feminismo es el machismo con falda? No soporto que lo haya dicho. A mí me trastornó", dice enfadada.