POLÍTICA
10/07/2019 14:10 CEST | Actualizado 10/07/2019 14:54 CEST

66 diputados del PSOE que se abstuvieron con Rajoy piden al PP reciprocidad

"Sin condiciones”.

EFE

Sesenta y seis diputados y exdiputados del PSOE que en 2016 se abstuvieron en la investidura de Mariano Rajoy han firmado una carta dirigida a los parlamentarios del PP en la que les piden “reciprocidad” y que se abstengan ellos ahora “sin condiciones” en la investidura de Pedro Sánchez.

La carta, difundida por el PSOE, está firmada entre otros por el que era entonces portavoz parlamentario de los socialistas, Antonio Hernando, por el actual secretario de Organización del partido, José Luis Ábalos, y por el que fuera rival de Sánchez en las primarias por la Secretaría General Eduardo Madina. 

 

En ella, los socialistas recuerdan que su abstención el 29 de octubre de 2016, en la segunda votación del debate, se produjo “en el límite de la disolución automática de la Cortes y de la convocatoria de unas terceras elecciones generales en el plazo de un año, y ante la perspectiva de que, tras ellas, el mismo bloqueo nos llevara a unas cuartas elecciones generales”.

Bajo el título “Un camino difícil y honorable”, los firmantes recuerdan además que en 2015, ante la negativa de Rajoy a someterse a la investidura, fue Sánchez el que asumió el encargo, en un acuerdo con Cs, con el fin de “desbloquear el funcionamiento de nuestra democracia”.

Tras señalar que “lo sensato sería modificar la letra de nuestra Constitución para establecer un mecanismo de elección de la presidencia del Gobierno que supere posibles bloqueos”, reconocen que ni se hizo entonces ni se puede hacer ahora, pero sostienen que “el espíritu de la Constitución de 1978 está bien claro” y que éste “obligaba a los demócratas a encontrar una salida en 2016, como nos obliga ahora”.

“Los socialistas le dimos muchas vueltas a esa salida durante aquellos meses del verano de 2016. Y por más vueltas que le dimos, la única salida practicable era nuestra abstención en la votación de investidura del señor Rajoy”, afirman.

Subrayan que eso supuso un “verdadero sacrificio” para ellos, dadas sus “diferencias ideológicas” con el PP, con la gestión de Rajoy y “muy especialmente por las sombras de corrupción que se cernían sobre él y una parte de la dirección” de ese partido.

“Atrapados entre la ética de la responsabilidad y la ética de la convicción, cada uno de los diputados socialistas de la XII legislatura, cada uno de sus militantes, cada una de sus agrupaciones locales, es decir, todo el PSOE, sufrimos el mayor desgarro que hemos vivido desde que recuperamos la democracia en España”, recuerdan los socialistas.

Destacan también que el Comité Federal del PSOE decidió que la abstención fuera “sin condiciones” para que quedara claro que no se trataba de una cesión política y sus “competidores” no pudieran usarla en ese sentido.

“No fue una abstención negociada a cambio de algo, no nos abstuvimos para que gobernara Rajoy, sino para que España tuviera un gobierno. Lo hicimos para acabar con una parálisis institucional que alcanzaba a toda nuestra democracia, incluyendo el funcionamiento mismo del legislativo”, reivindican tres años después los entonces diputados en su carta.

Estos defienden que lo que hicieron entonces “es un activo del PSOE, de todo el PSOE” y que por eso ahora pueden “decir legítimamente que ahora es el momento de la reciprocidad”.

“Si no sois capaces de formar una mayoría de investidura con más votos que nosotros, sería razonable que os abstuvierais sin condiciones, como hicimos nosotros. No os pedimos que asumáis nuestros valores o apoyéis nuestras políticas. Os pedimos que no bloqueéis la formación de gobierno. No os pedimos la abstención a favor de un gobierno socialista. Os pedimos que os abstengáis para que España tenga un gobierno. No os pedimos que hagáis nada que no hayamos hecho antes nosotros”, plantean a los diputados populares.

“No hablamos de oídas, sino de lo vivido. Quienes firmamos esta carta sabemos bien lo difícil que es hacer el camino que os pedimos que hagáis, pero es posible hacerlo, y es honorable”, concluyen los firmantes.

La mayoría de ellos ya no son diputados del grupo socialista y algunos se caracterizaron por su posición crítica con Sánchez o por no apoyarle en las primarias de 2017.

Es el caso, junto a Antonio Hernando y Eduardo Madina, de José María Barreda, Ángeles Álvarez, Ciprià Císcar, María González Veracruz, Miguel Ángel Heredia, Antonio Pradas, María Jesús Serrano, Antonio Trevín e Ignacio Urquizu.

Entre los firmantes también hay actuales miembros de la cúpula del PSOE, como Ábalos y la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra.

Petición para todos 

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha afirmado que su partido “no está engañando a nadie” y que siempre ha dicho que pedirá a todas las fuerzas políticas del Congreso que no bloqueen la investidura, en relación a la carta dirigida al PP pidiendo la abstención.

En declaraciones en La Sexta, Lastra ha explicado que tal y como dijeron están pidiendo a todas las fuerzas que no bloqueen la investidura de Pedro Sánchez -fijada para el 22 de julio- y que por ese motivo se han reunido con todos los partidos.

“No estamos engañando a nadie”, ha dicho la también portavoz parlamentaria, al tiempo que ha dejado claro que quieren un “acuerdo preferente” con Unidas Podemos porque es su “socio”.

“Siempre hemos dicho que le vamos a pedir a todas las fuerzas del Congreso que no bloqueen la investidura. Es lo que hacemos con el Partido Popular”, ha insistido.

Photo gallery Investidura de Mariano Rajoy See Gallery

ESPACIO ECO