A Felipe González no le "suena bien" que la Ley de memoria afecte a los GAL de su Gobierno

¡Qué sorpresa!
El ex presidente del Gobierno de España (1982-1996) Felipe González, interviene en la presentación del libro ‘Uruguay: democracia en marcha’, el 23 de mayo de 2022, en Madrid.
El ex presidente del Gobierno de España (1982-1996) Felipe González, interviene en la presentación del libro ‘Uruguay: democracia en marcha’, el 23 de mayo de 2022, en Madrid.
Gustavo Valiente - Europa Press - Archivo

El expresidente del Gobierno Felipe González ha trasladado este martes que no le “suena bien” el pacto del Gobierno con EH Bildu por el que la nueva Ley de Memoria reconocerá a las víctimas de violaciones de Derechos Humanos hasta 1983.

Esto incluiría a quienes sufrieron torturas o fueron objeto de la llamada ‘guerra sucia’ contra ETA durante los cinco años posteriores a la aprobación de la Constitución y podría afectar a los GAL en el primer año de Gobierno de Felipe González, al que llegó en octubre de 1982.

Preguntado acerca de una valoración de este punto de la nueva Ley de Memoria Democrática, el exdirigente ha señalado que no ha visto el texto: “Cuando lo vea les diré, pero sonarme, no me suena bien”.

“Cuando vea el texto les diré, pero sonarme, no me suena bien”

- Felipe González, sobre la Ley de Memoria Democrática

En declaraciones a los medios desde Santander, donde participa en un encuentro de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), también ha valorado la situación económica del país, pero ha descartado hablar de recesión por el momento.

“El problema más grave que tenemos sin duda es la inflación, la que ya venía de atrás de la salida de la covid y que se aceleró por la guerra de Putin y el grado de incertidumbre enorme que está produciendo”, ha añadido. En este sentido, el expresidente ha hecho hincapié en que ese es el mayor desafío que España tiene y que lo demás “se puede sobrellevar más”.

Sobre el gasto en Defensa...

Sobre el aumento del gasto en Defensa, González ha querido poner de manifiesto una contradicción en relación con las diferencias con los socios de coalición: “Los que defienden que Europa tiene que tener autonomía estratégica desde el punto de vista de la política de defensa respecto de Estados Unidos, al mismo tiempo defienden que Europa no gaste en Defensa”.

“Si alguien me hace esa regla de tres a lo mejor empiezo a entenderlos, si no seguiré pensando que son lo que son”, ha zanjado el expresidente.

Antonio y Ramón Sánchez

El ADN de la memoria