BLOGS
28/07/2019 11:34 CEST | Actualizado 28/07/2019 12:33 CEST

A raíz del espectáculo tristísimo, delirante, descorazonador, indignante de la no investidura

Sergio Perez / Reuters
Un momento del debate de investidura. 

Este artículo también está disponible en catalán.

 

Actualmente se puede ver en el CCCB (Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona) FEMINISMES! Reúne dos exposiciones, «L’Avantguarda Feminista dels anys 70. Obres de la Verbund Collection, Viena» y «Coreografies del gènere», destinadas a establecer puentes entre el feminismo radical de los años setenta y los feminismos actuales. Procuren no perdérsela.

Se expone obra de Valie Export (Linz, 1940). En 1969, esta artista llevó a cabo una de sus performances más rompedoras. Vestida con una camisa negra, unos vaqueros abiertos por la entrepierna que le dejaban al descubierto todo el coño, una ametralladora colgada en el hombro y el pelo despeinado y crespo, entró en una sala de cine porno de Múnich y se dirigió al público diciéndoles que allí tenían unos genitales femeninos y que podían hacer lo que quisieran con ellos. En sus palabras:

Pasé de fila en fila, lentamente, mirándolos a la cara. No me movía de modo sensual. [...] Tenía miedo y no tenía ni idea de qué podían hacer. A medida que iba descendiendo por la platea, las personas que ocupaban las filas anteriores se levantaban y salían del cine. Fuera del contexto de la película, les resultaba totalmente distinto establecer una conexión con ese símbolo erótico. 

Seguramente el estrepitoso fracaso del gobierno de coalición entre PSOE y UnidasPodemos se debe a múltiples causas pero es evidente que una bien relevante ha sido que los dos presuntos líderes parecían talmente Valie Export paseando no por un cine sino por el Congreso y los platós. La diferencia es que lo que en Valie Export era pura subversión, osadía y desafío, en Pedro Sánchez y Pablo Iglesias es falocentrismo y patriarcado. ¡Qué peste a testosterona!

Buena prueba de ello es que cuando un gesto iba en dirección contraria, por ejemplo, el (femenino) paso atrás de Iglesias en su pretensión de ocupar la vicepresidencia, el alivio y la esperanza eran unánimes (mi punto de enunciación es la variada gente que no quería ni quiere un gobierno de extrema derecha). También lo eran cuando Sánchez aceptaba una petición, un reparto donde perdía algo. No han sido capaces de ver lo que ganaban perdiendo.

Por otra parte, ¿es consciente Sánchez a quien debe haber sido presidente estos meses, quien le hizo ganar la moción de censura?, ¿a Iglesias no le sonroja airear unilateralmente pretendidos acuerdos de coalición o rebajas desde el atril del Congreso? Hay gente a la que le parece mentira (pero es así) que ERC, Compromís o Bildu hayan tenido más sensatez y lo que llaman sentido de Estado que estos partidos tan «centrales».

Y mirar hacia el otro lado es estremecedor. ¿Qué nos espera en septiembre o en noviembre?

Qué decir de la pareja Albert Rivera e Inés Arrimadas. ¡Qué suerte que ya no esté en el Parlament! Nos hemos quitado un buen peso de encima. Esperamos que la nueva candidata a la presidencia de la Generalitat, Lorena Roldán, tenga un poco más de calma y educación y no escupa sin parar y con la misma rabia y odio palabras como «golpista», «banda», «botín»... José Zaragoza, diputado del PSC en el Congreso aunque todo el mundo piensa que lo es por el PSOE, en un tuit dijo que Arrimadas confundía el Congreso con el Parlament. No, no es el sitio, es ella (y Rivera).

Hay gente a la que le parece mentira (pero es así) que ERC, Compromís o Bildu hayan tenido más sensatez y lo que llaman sentido de Estado que estos partidos tan «centrales».

Desde Barcelona era incomprensible las carantoñas y mimos que hacían a Ciudadanos fuera de Cataluña incluso entre gente pretendidamente no de derechas. Que vieran como una fuerza moderada y regeneradora a un partido que nació a la contra, puesto que no proponía nada sino que intentaba exclusivamente destrozar la inmersión lingüística. Que creyeran que había nacido para combatir el independentismo (surgió en 2005, cuando el independentismo era minoritario). O para luchar contra Jordi Pujol y el pujolismo (gobernaba el tripartito o gobierno de Entesa).

O qué decir de la comunión entre PP y Vox, de acuerdo en todo, especialmente en triturar brutalmente libertades y derechos, en reprimir y someter a las mujeres. Dos fuerzas que han emprendido, por tierra, mar y aire (en el PP viene de lejos, en Vox no porque aún no existía), y con la inestimable ayuda de Ciudadanos, una auténtica cruzada para vaciar de contenido y de presupuesto las leyes contra la violencia machista. A criminalizar a quien combate dichas violencias, a quien educa en su contra.

Descanse en paz. Justamente cuando escribo estas líneas, en Beniel (Murcia), un hombre que tenía una orden de alejamiento ha asesinado a su hijo para herir de muerte, para aniquilar a la madre. Los derechos de los padres maltratadores parece que están blindados. ¿Cómo puede ser que un maltratador tenga derecho a ver a la hija o al hijo? Sin duda entronca con aquella vieja idea de que una cosa no tiene que ver con otra y que el maltrato de una expareja, de un exmarido, es un detalle que no cuestiona su totalidad. Lamentable y aterrador.

 

Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs