POLÍTICA
03/02/2021 16:41 CET | Actualizado 04/02/2021 13:06 CET

A vueltas con la Ley Trans: qué dice, por qué el PSOE se desmarca y cuál es la polémica

Lleva meses siendo objeto de polémica en redes y en el movimiento feminista. Ahora llega al Gobierno.

NurPhoto via Getty Images
Una persona sujeta una pancarta por la Ley Trans en la puerta del Sol. 

La polémica en torno a la Ley Trans prometida en el acuerdo de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos sigue a la orden del día. Esta vez, el debate que se lleva dando meses en el movimiento feminista y las redes sociales sobre la autodeterminación del género ha llegado a la mesa de negociación de esta ley, cuyo borrador llegará al Consejo de Ministros “la primera quincena de febrero”, según fuentes de Igualdad.

Mientras el equipo de Irene Montero defiende el borrador, Carmen Calvo ha señalado este jueves sus dudas sobre el mismo, más concretamente sobre la autodeterminación de género o el hecho de que los mayores de 16 años puedan cambiar de nombre y sexo en el DNI con una declaración expresa: “Me preocupa fundamentalmente la idea de pensar que se elige el género sin más que la mera voluntad o el deseo, poniendo en riesgo los criterios de identidad del resto de los 47 millones de españoles; eso tiene que tener unas garantías”, ha indicado Calvo en una entrevista en Cadena Ser Cataluña. 

Pero ¿qué dice exactamente la ley? ¿cuál es la polémica? Se trata de un tema complejo con mucha teoría detrás, pero también de actualidad. Más todavía a un mes del 8 de marzo. 

Aquí te explicamos todo lo que tienes que saber de la Ley Trans:

¿Está aprobada la Ley? 

No. De hecho lo que se ha filtrado a los medios es un primer borrador de la ley elaborado por el Ministerio de Igualdad, que para ello se ha reunido con más de 40 entidades como la FEGTB, la Fundación Triángulo, Chrysallis o la Plataforma Trans. Primero, se debe llevar al Consejo de Ministros para que se apruebe y después tramitarlo en el Congreso. Por lo tanto, es más que probable que cambie.

El equipo de la ministra Montero se encuentra en la actualidad negociando esta norma con Calvo, en su calidad de ministra de la Presidencia, Memoria Democrática y Relaciones con las Cortes, por lo que es susceptible de sufrir algún cambio antes de su aprobación por parte de todos los miembros del Ejecutivo. En este contexto, Calvo y Montero mantuvieron una reunión la semana pasada para analizar la propuesta de Igualdad de la ley Trans y también la ley LGTBI, que la ministra quiere impulsar conjuntamente en febrero.

Desde Igualdad han detallado que la negociación no sólo se está llevando a cabo con la vicepresidencia primera, sino con el resto de Ministerios, pues lo habitual en el trámite legislativo es que un ministerio elabore un borrador y el resto haga sus aportaciones, es de “normalidad absoluta”.

¿Qué dice la Ley Trans?

En concreto, el borrador que se ha difundido, y al que ha tenido acceso El HuffPost, elimina la despatologización de la transexualidad, permitiendo el cambio de sexo sin necesidad de pruebas médicas o psicológicas, y recoge como único requisito para el cambio en el Registro Civil la “declaración expresa” de la persona. Hasta ahora, para hacer el cambio de sexo registral se necesitaba un informe médico y haber estado dos años hormonándose.

Aquí puedes leer el borrador de la Ley Trans en 11 puntos

También aborda el reconocimiento de personas no binarias, defensores judiciales para los menores, técnicas de reproducción asistida para las personas trans con capacidad de gestar, normas educativas... Es decir, recoge una serie de derechos y protecciones a la comunidad transexual que los técnicos han recogido de información del colectivo. 

¿Cuál es la polémica?

El punto más polémico es el de autodeterminación del género. La ley permitiría que cualquier persona puede cambiar su nombre y sexo en el registro civil solo con una declaración expresa, a partir de los 16 años, la misma edad a la que pueden empezar a decidir sobre sus tratamientos hormonales. 

Este punto chirría a un sector feminista, entre el que se encuentran algunas diputadas históricas del PSOE y por eso se ha abierto otra brecha de Gobierno. Quien está en contra de la ley defiende que conlleva el “borrado de las mujeres” y cree que hay “conceptos ambiguos o inseguros” en el texto. Critican que la autodeterminación de género compromete los derechos de las mujeres al no poner el foco en lo que consideran la base de la problemática: una sociedad sexista que reproduce estereotipos y roles asumidos perpetuando la desigualdad.

De hecho, este verano, el PSOE distribuyó un documento interno en el que mostraba su posición en contra de la autodeterminación del género y firmado por José Luis Ábalos y Carmen Calvo. De hecho, hasta el presidente de HazteOír comentó en Twitter el argumentario: 

“Estamos en contra de los posicionamientos que defienden que los sentimientos, expresiones y manifestaciones de la voluntad de la persona tienen automáticamente efectos jurídicos plenos”, recogía el texto socialista. En este documento también se muestra “contra las teorías que niegan la realidad de las mujeres” y acaba cargando contra “la autodeterminación sexual”.

 ¿Qué ha dicho la parte del PSOE en el Gobierno ahora?

Pues que se desmarca. Fuentes gubernamentales han precisado este miércoles que el texto impulsado por el departamento que dirige Irene Montero debe ahora ser estudiado por el resto de ministerios implicados, entre ellos Sanidad o Justicia (ambas carteras en manos del PSOE), por tener competencias sobre las materias afectadas.

Insisten en que se trata sólo de un primer borrador que Igualdad ha remitido a los colectivos implicados y que, como es “lógico”, sólo contempla las posiciones de Unidas Podemos, pero que después deberá someterse al trabajo de otros ministerios. Además, argumentan que las posiciones de PSOE y UP están en algunos casos “alejadas” y aún falta llegar a acuerdos. 

La ley, según recalcan desde el Ejecutivo, tiene complejidad técnica y, por tanto, aún queda mucho trabajo por hacer pero la idea es que las partes vayan remando en la misma dirección para que la futura norma cuente con la misma calidad normativa y seguridad jurídica que otras leyes pasadas del PSOE sobre Igualdad, que han pasado el filtro del Tribunal Constitucional.

¿Y qué dice a esto el Ministerio de Igualdad?

Desde el Ministerio de Igualdad señalan que “las convergencias se están negociando con el PSOE” y son cautos al hablar de las negociaciones. “Eso tiene que responderlo el PSOE”, responden al ser preguntados por si en el PSOE están a favor de la autodeterminación del género. “Esta normativa regula los requisitos para el cambio en la mención registral siguiendo estándares de Derechos Humanos de la ONU, el Consejo de Europa y la Unión Europea. El requisito básico es que hay que cambiar el procedimiento registral por un procedimiento rápido y no abusivo”, defienden, recordando que esta ley y la LGTBI estaban en el acuerdo de Gobierno entre ambas formaciones. 

Con respecto a las posturas que mantienen los socios del Ejecutivo de coalición con respecto a la ley trans, las mismas fuentes han precisado que se trata de matices, no de diferencias, ya que parten “de un consenso enorme” que es la ponencia aprobada en el Congreso de los Diputados en 2019 y que fue respaldada por ambos partidos. “El Ejecutivo tiene que escuchar al legislativo”, han insistido. Sin embargo, no han querido precisar cuáles son los puntos de desencuentro entre Unidas Podemos y el PSOE con respecto a la ley trans, tan sólo han sostenido que se dan a la hora de traducir “con el mayor rigor y calidad normativa posibles” los derechos de este colectivo.

De hecho, insisten en que el PSOE ya respaldó esta normativa en 2019, que lo llevaba en su programa electoral y que ha sido un partido pionero en proteger los derechos del colectivo LGTBI y confían en que siga siéndolo. 

¿Cuándo se aprobará la ley? 

Aún no se sabe y queda un largo proceso. Ni siquiera se sabe a ciencia cierta si se aprobará, aunque era una de las promesas del acuerdo de Gobierno firmado por PSOE y UP. Los borradores ya están a disposición de los subsecretarios de Estado para su debate previo a la llegada al Consejo de Ministros, que Igualdad data en la primera quincena de febrero. 

¿Qué dice la comunidad trans?

La presidenta de Plataforma Trans, Mar Cambrollé, cree que al PSOE se le “está cayendo la careta” con el colectivo trans, yendo, además “en contra” de la sentencia del Tribunal Constitucional que determinaba que requerir informes médicos o psicológicos a las personas transgénero “atenta contra la dignidad y los derechos humanos” del colectivo; e incluso en contra de las 11 leyes autonómicas ya existentes en esta materia.

También ve como “una gran contradicción” que “un partido que presume de europeísta” se “tape los oídos” antes las múltiples directivas del Consejo de Europa en las que se invita a los gobiernos a acabar con la discriminación de los trans y a impulsar la libre de autodeterminación de genero.

Critica que los socialistas estén usando la “demagogia” y los “argumentos manidos” para criticar la Ley Trans del Ministerio de Igualdad, cuando dicen que hay inseguridad jurídica y que temen que pueda ser llevada al Constitucional. “Inconstitucional es que no tengamos derecho a trabajo o que seamos tratados como enfermos, y me parece una afrenta muy grave contra la infancia, ya que esta Ley Trans emana de la Ley de Protección del Menor y de la Carta Internaciones por los Derechos del Niño”, ha declarado Cambrollé, en declaraciones a Europa Press.

Además, ha explicado que la norma ha sido valorada positivamente por una de las personas “más autorizadas en derecho constitucional” como es el catedrático de la Universidad de Sevilla, Javier Pérez Royo.

NUEVOS TIEMPOS