Todo sobre la novela póstuma de Almudena Grandes: “Su última voluntad fue que se publicara”

Su editor cuenta los detalles de ese libro y de cómo pensaba rematar sus 'Episodios de una guerra interminable'.
Almudena Grandes en la Feria del libro de Madrid de 2013.
Juan Naharro Gimenez via Getty Images
Almudena Grandes en la Feria del libro de Madrid de 2013.

El 27 de noviembre de 2021 se recordará en negro en la literatura española. El pasado sábado fallecía Almudena Grandes, una de las más grandes novelistas contemporáneas de las letras nacionales.

Desde entonces, se han sucedido los homenajes —no exentos de polémica política— y en su funeral, celebrado este lunes, se reunieron cientos de personas para despedirla libro en mano, como pidió su amigo y compañero Ramón Lobo, siguiendo el último adiós que se le dio a José Saramago en Portugal.

Esta semana los libros de Grandes han volado de los estantes de numerosas librerías y bibliotecas de todo el país. Pero lo que quizá algunos de sus lectores no saben es que la autora de grandes obras como Atlas de la geografía humana, Los besos en el pan o Inés y la alegría había dejado un libro preparado para su publicación antes de su fallecimiento: una novela distópica desarrollada en un futuro cercano.

Tal y como recuerda a El HuffPost Juan Cerezo, su editor en Tusquets, ella rompió “el plan de la obra” en dos ocasiones: con Los besos en el pan en 2015 —publicado entre Las tres bodas de Manolita (2014) y Los pacientes del Doctor García (2017)— y ahora con la pandemia, en la que dijo que se le “había disparado una historia”.

“Era una cosa maravillosa, los primeros meses ella decía que su refugio era esa novela, que la tenía completamente absorbida porque era un paso más allá en su músculo imaginativo”, añade Cerezo, quien adelanta que la realidad en la que se sitúa es en un futuro próximo.

“Decía que no era tan difícil porque no tenía que leer y documentarse. Ella estaba visionando un posible país si esto seguía como seguía con la crisis del confinamiento, los temores a nuevas variantes del virus... Decía que imaginar eso y a sus personajes la tenía absorbida”, recuerda.

“Su última voluntad fue que se publicara”, enfatiza Cerezo, aunque todavía no se sabe nada del título ni fecha de publicación.

Los Episodios de una guerra interminable se quedarán sin cerrar

Para desgracia de muchos, lo que no ha dejado escrito es Mariano en el Bidasoa, el libro con el que esperaba concluir los Episodios de una guerra interminable.

“Eso es una tristeza inmensa”, señala Cerezo. “A mí me ha contado y he oído cómo tenía en la cabeza perfectamente hilvanado y diseñado el proyecto de esta novela, donde iba a dar un do de pecho espectacular porque iba a unir muchos lazos e hilos de los cinco episodios anteriores”, añade.

“Tenía en la cabeza perfectamente hilvanado y diseñado el proyecto de esta novela, donde iba a dar un do de pecho espectacular”

- Juan Cerezo, editor de Almudena Grandes en Tusquets

Según cuenta, en esta historia que no se ha llegado a escribir iba a narrar la evolución del personaje de Pepe El Portugués relacionándolo con la “resistencia interior” y las historias anteriores sobre del Partido Comunista en la clandestinidad. Además, iba a enlazarla con el origen de los sindicatos de CCOO.

“Tenía pensado a dónde llegaba este río que empezó con Inés y la alegría, lo tenía muy pensado y lo más bonito es que iba a ser un final a lo grande uniendo bastantes historias”, detalla. “Maldigo el día en que me lo contó y se lo decía riéndome que por qué no tenía una grabadora, me arrepiento mucho. Aunque sea solo por el placer de ver cómo se despliega su mente y cómo tenía a los personajes en la cabeza con sus peripecias y cómo reunía a los de las cinco anteriores. Eso era prodigioso”, añade.

El legado de Grandes, inolvidable en la literatura española

Para Cerezo, es emocionante recordar a Grandes y es incapaz de describir lo que la hacía tan especial. “Tenía una habilidad y una inteligencia muy de gran escritora”, resume. “Era puro talento narrativo y para contar los sentimientos y las emociones. Desde la habilidad para las expresiones físicas, creo que cuenta muy bien los placeres de la comida, eróticos, del cariño, los abrazos casi táctiles... a cómo se comportaban esos personajes”, explica.

“También la forma de plasmar a esos personajes de un modo que representaba los conflictos y las historias que ocurrían en ese momento histórico. Es decir, iluminaba a partir de una anécdota, de un encuentro o de una relación. La historia con mayúsculas afectaba a la historia con minúsculas, como decía ella”, añade.

“Era puro talento narrativo y para contar los sentimientos y las emociones”

- Juan Cerezo, editor de Almudena Grandes en Tusquets

Grandes ha llegado de jóvenes a mayores convirtiéndose en muchos casos en una escritora cuyos libros pasaban de madres a hijas. “En la Feria del Libro siempre me decía ‘mira, mira, qué cola de gente joven tengo’ y eso le llenaba de satisfacción. También que hubiese progresivamente cada vez más hombres, en las últimas tantos como mujeres”, recalca.

Cerezo desea que ojalá Grandes sirva como referentes a futuros escritores y escritoras jóvenes. “Alguna escritora me ha dicho que era como un tótem, por eso me ha dicho que muchos estaban descolocados por su ausencia, tanto en autoras que empiezan como en otras que ya estaban ahí y se han quedado sin referente”, explica.

Para él, lo que más le emociona es ver cómo consiguió labrarse un “público lector maravilloso” que le dio “su libertad” y lo que más le alegraría sería ver que otras jóvenes siguen su estela: “Mostrar de alguna manera que escribiendo lo que una quiere escribir se puede conseguir tener lectores, éxito y, de alguna manera, no traicionarte”.

Patria (HBO)

Series basadas en libros que están a su altura