BLOGS
11/03/2021 15:45 CET | Actualizado 11/03/2021 15:45 CET

Así ha afectado la gestión de la covid a la influencia internacional de España

El poder blando se convierte en una nueva oportunidad para mejorar la imagen y reputación de los países.

Horacio Villalobos / Corbis via Getty Image
La ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Arancha González Laya.

España sale del top 20 de los países con mayor influencia de poder blando, según el último informe Global Soft Power Index 2021, elaborado por la consultora Brand Finance. Aunque el país mantiene o mejora la puntuación en casi todos los pilares de poder blando, la gestión del coronavirus la penaliza en este informe de 2021. Alemania arrebata el trono a Estados Unidos y se convierte en la nación más influyente del mundo, mientras que EEUU cae hasta la sexta posición.

Antes de la pandemia, España escalaba posiciones en poder blando según dos informes internacionales. El Global Soft Power Index situaba al país en el puesto número 16 de una lista de 60, tras evaluar las respuestas de una muestra de 55.000 personas, consultadas en el otoño de 2019.

Por otro lado, el informe The Soft Power 30, publicado por Portland, Facebook y USC Center of Public Diplomacy, colocaba el poder blando de España en la posición número 13 a principios de 2020, dos puestos más que en 2017.

Brand Finance

¿Qué es el poder blando?

El poder blando está relacionado con el estilo de vida del país y su capacidad de influencia y liderazgo a nivel internacional gracias a su entorno social, cultural, económico y de gobernanza.

En la actualidad, uno de los puntos fuertes es su cultura y patrimonio. En concreto, el apartado un lugar excelente para visitar es uno de los mejor puntuados.

Asimismo, España supera la puntuación media en todas las categorías en 2021. Mientras que hace un año estaba por debajo en cuatro de ellas: una economía fuerte y estable, líderes respetables, acciones para proteger el medioambiente, y líderes en Ciencia. Esta vez hemos mejorado la percepción también en estas categorías.

El año pasado, el Gobierno era uno de los aspectos más débiles. El apartado de líderes respetados tenía una puntuación mínima de 2,3, que se situaba por debajo de la media, que era de 2,5. Aunque el aspecto peor puntuado estaba en educación, ciencia y tecnología, con un 2,2 en su liderazgo en ciencia. Otras secciones que evalúan son gente y valores —este año baja 0,1 puntos—, medios y capacidades de comunicación, relaciones internacionales y negocio y comercio.

Brand Finance
Los países ganadores.

La gestión de la pandemia entra en el poder blando

Con una serie de variables muy unidas a la salud y seguridad, la gestión de la crisis del coronavirus es clave para definir ese nuevo orden de países influyentes. Según la consultora, la percepción exterior sobre la gestión española de la pandemia es mejor que la nuestra propia.

Se trata de un dato esperanzador, pero siendo realistas España está en el puesto 78 de los 105 países analizados a nivel de opinión pública. Además, el público especializado considera que es el cuarto país que peor ha gestionado esta pandemia (puesto 27 de 30).

Las empresas que mejor contribuyen a la Marca España

Hay muchos indicadores para poner en cuarentena la reputación de España en este último año, pero los mismos índices sitúan que la percepción de los ciudadanos de las acciones de las empresas está siendo muy positiva. Un ejemplo es cómo el sector turístico sigue permaneciendo fuerte. Paradores es la marca con mayor reputación de España en 2020, según Brand Finance. Ocio y turismo es uno de los sectores con mayor presencia de marcas españolas. Iberia o Meliá son otras de las marcas mejor valoradas.

Muchos de estos índices de percepción sirven para medir la capacidad de los estados para atraer negocios, inversiones, talento o turistas, entre otros. Según el Informe de Mabrian Technologies, la percepción de España como destino seguro se hundía en el segundo trimestre de 2020. Basado en un análisis semántico de menciones turísticas recogidas redes sociales en el primer confinamiento de marzo y abril del 2020, el índice de seguridad cayó en sus principales mercados emisores (-70% UK, -61% Francia y -54% Alemania).

Si antes de la pandemia, el índice de seguridad de este medidor le daba una puntuación de 90 sobre 100, en marzo y abril de 2020 bajó hasta los 72 y 75 puntos, respectivamente, según este valor, que analiza el nivel de confianza que muestran los visitantes y potenciales visitantes en relación a un destino turístico.

La mejora de los indicadores respecto a 2020 nos deja una lectura: se ha trabajado por mejorar la influencia y percepciones que se tienen sobre nuestra nación, pero se han visto truncadas con la pandemia y la forma en la que nos hemos enfrentado a ella. Si no se toma responsabilidades y se trabaja en la dirección correcta, este lastre nos acompañará durante muchos años.

Photo gallery Los diez pueblos de España que aspiran a convertirse en Capital del Turismo Rural 2020 See Gallery

EL HUFFPOST PARA BBVA