BLOGS
14/09/2019 09:15 CEST | Actualizado 14/09/2019 09:15 CEST

'Be good, be kind, be yogui'

Historias ibicencas.

Hola, me llamo Nora y soy madre y abuela. Además de esto ofrezco cursos de formación para profesores de yoga e imparto clases y sesiones para todo tipo de personas. También soy maestra de Reiki y masajista terapéutica. Ah, y me encanta la danza y el canto...

¿Quién era Nora Belton antes de llegar a Ibiza? Una bailarina de danza moderna que viajaba por el mundo, descubriendo la riqueza de culturas diferentes y componiendo canciones.

Estuviste siete años bailando en París. ¿Cómo termina una californiana como tú danzando por la capital del Sena? Después de terminar los estudios solté las riendas, me liberé y decidí hacer lo que mi corazón me pedía: bailar y tocar percusión. En ese momento me enamoré de un francés que vino a verme a una de mis lecturas de poesía y un año más tarde nos fuimos a vivir a París, donde anteriormente yo había pasado un año en la Sorbona. Allí estuve del 78 al 84 bailando y tocando música. ¡Una vida de artista!

¿Cuándo viniste a la isla por primera vez y por qué te quedaste? Me escapé un invierno de París buscando una isla donde me habían dicho que la gente era “libre”: Formentera. Pasé 10 días allí y cuando volví a casa no paré de tener sueños extraños que me impulsaron a volver. El aire y el agua, la naturaleza, la luz extraordinaria y la sensación de nunca tener miedo y nunca estar perdida... Todo eso me arropó.

¿Qué cosas “legales” echas de menos de aquella Ibiza de los años 80? La sensación de nunca tener prisa. El no saber con quién o con qué te vas a encontrar. El agua de manantial. La vida sin el teléfono en la mano. La generosidad anónima de los vecinos. Las paellas en el campo.

¿Cómo fue tu primera clase de yoga en las pitiusas? Fue en San Antonio, en el tejado del Mercado Clot Marés. Eran clases de 2 horas gratuitas, pagadas por el ayuntamiento. Esto era antes de hacer mi entrenamiento oficial como profesora profesional. Yo era más ingenua e impulsiva. Era un gran círculo de sanación entre almas.

En 2010 montas “Spirit Body Yoga”, una escuela basada en el estilo Sivananda. ¿Puedes explicarme en qué va todo esto de un modo tan sencillo que incluso un señor de pueblo como yo pueda entenderlo? Es un estilo de yoga desarrollado por un médico y maestro espiritual llamado Swami Sivananda y que utiliza todas las herramientas del Yoga Clásico (ejercicio, meditación, canto, respiración, auto-indagación, comunidad, servicio desinteresado, filosofía, espiritualidad...) para sanar no sólo las aflicciones físicas, sino también la mente y el alma. La energía de las clases transmite el mismo mensaje que el propio Sivananda puso en una canción: “Servelovegivepurifymeditaterealize. Be gooddo good, be kind, be compassionate”. El yoga es un aprendizaje de auto-conocimiento y una expresión de amor, pero para ser instrumento de amor hacia los demás tenemos que incorporar este mensaje dentro de nosostr@s mism@s. Debemos cuidar nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro alma.

¿Qué tienen estas islas para que sean uno de los lugares del mundo mundial más friendly de TodasAquellasCosasNaturoEspiritualesQueRimanConApia: músico-terapia, fito-terapia, kineso-terapia, gemo-terapia, alioli-terapia, fiestón-terapia...Ibiza es un imán para la sanación y los retos personales. Es un lugar donde un@ se siente un@ mism@. Por eso la energía de Ibiza apoya la expresión creativa de la búsqueda de cada un@, ya sea en solitario o en grupo.

¿Qué consejos le darías a tu nieta para que llegara a tu edad la mitad de bien que tú? Alimenta tu curiosidad. Practica el agradecimiento. Haz de tu miedo un aliado. Tu corazón es el templo más sagrado, el mejor refugio. Expresa tus emociones. Y ante todo, más allá de las palabras, quiero que te sepas profundamente querida y apreciada por mí, siempre. Y como dice el mantra: “Que tu conocimiento se convierta en luz”.

Imagina que te regalan una de esas enormes vallas publicitarias que hay a la salida del aeropuerto y que son lo primero que ven los turistas al llegar a Ibiza. ¿Qué pondríais en ella? Pues fíjate, lo primero que ves al desembarcar en el puerto de Formentera es: “KEEP CALM AND SAVE POSIDONIA.” Necesitamos que todos tomen conciencia de que la isla es un trozo de paraíso en la tierra. Que es nuestra madre, nos cuida y nos abraza con su belleza y su generosidad. Reverenciémosla. Protejámosla.

Por último, ¿a qué personaje de Ibiza te gustaría que le hiciese la próxima entrevista? A Cristobal Ibiza, persona responsable de La voz de los que nadie quiere escuchar, organización para la ayuda de las personas sin techo de Ibiza.

 

Si te ha gustado el post no dudes en compartirlo, es gratis y me harás desmesuradamente feliz ;)

 

Seguir a Pablo Burgués en Instagram o Twitter.

Esta historia se publicó originalmente en mi blog Typic d’aquí.

ESPACIO ECO