Bolaños usa estos dos duros calificativos para definir las palabras del 'número dos' de Ayuso

"¿Por qué no investigarlo?", ha cuestionado el ministro de la Presidencia.
El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.
El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.
Europa Press News via Getty Images

Félix Bolaños, ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, ha hablado este jueves sobre las polémicas declaraciones del vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, sobre las personas que murieron en las residencias en lo peor de la pandemia.

El número dos de Isabel Díaz Ayuso criticó este miércoles en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno madrileño que Vox propusiera una comisión de investigación sobre lo que pasó en las residencias, porque “las familias ya lo han superado”.

“Esta comisión solo tiene un interés electoral y va a causar un daño innecesario a estas familias que podrán volver a pensar ’se podría haber evitado la muerte de mi familiar’”, señaló.

En una entrevista en la Cadena SER, el ministro de la Presidencia se ha pronunciado por la nueva polémica del vicepresidente de Ayuso y no ha dudado en usar dos duros calificativos.

“Es una situación terrible y hay una falta de sensibilidad con las víctimas. En particular en este caso con este vicepresidente de la Comunidad de Madrid. Es muy triste que esto ocurra en una democracia como la española”, ha defendido.

Bolaños cree que la postura adoptada por Ossorio es “olvidar sistemáticamente a las víctimas” y ha justificado en hasta dos ocasiones la necesidad de investigarlo. ”¿Por qué no investigar? Fallecieron en torno a 8.000 personas en las residencias de la Comunidad de Madrid. ¿Por qué no investigarlo?”, ha cuestionado.

“Vamos a darles algo de justicia e intentar explicar a esas personas que perdieron a seres queridos en circunstancias tan tristes, vamos a explicar qué pasó, qué ocurrió y si se puede tomar alguna medida para que no vuelva a ocurrir”, ha sentenciado.

En un desayuno del Forum Europa el 6 de mayo de 2019.

Casado y Ayuso dándose abrazos