Calcetines blancos por encima del pantalón: la primera tendencia de 2021

Peores cosas se habrán visto...
Emily Ratajkowski, paseando por las calles de Nueva York.
Emily Ratajkowski, paseando por las calles de Nueva York.

Tenía que pasar. Después de los pantalones de tiro bajo o el chándal de terciopelo ya no sorprende la vuelta de ninguna moda hortera. Los calcetines blancos, y a poder ser gorditos, han pasado de ser considerados paletos a ser tendencia. Y nada de esconderlos debajo del pantalón, lo que se lleva ahora es colocárselos por encima del pantalón.

La culpa la tiene, entre otras cosas, la pandemia. Si algo se ha impuesto desde que pasamos más tiempo en casa es la ropa cómoda, de ahí el imparable auge del chándal, especialmente gris.

Fueron las influencers danesas y alemanas las que empezaron a salir a la calle con los calcetines blancos por encima de los leggings y la fiebre se extendió a rostros patrios y celebrities internacionales. Y huelga decir que ya no sólo se llevan con leggings, ahora los calcetines van por encima del pantalón de chándal y hasta de los vaqueros.

Hemos visto a Emily Ratajkowski paseando al perro con chándal negro y calcetines blancos ya en marzo y a Paula Echevarría disfrutar del paisaje de Filomena con un total look malva y los calcetines de rigor.

Otra de las mujeres de moda en España, Tamara Falcó, también se ha sumado a la tendencia y dio la bienvenida a 2021 con unos calcetines blancos, en este caso algo barrocos con rayas rojas y azules y el dibujo de un sol dorado.

Ratajkowski no sólo los lleva con chándal, también se los ha calzado por encima de los vaqueros, igual que la influencer francesa Estelle Chemouny. La actriz Kristen Stewart ha apostado por llevarlos con vaqueros rotos negros. Hay combinaciones para todos los gustos, aunque la tendencia, a juzgar por comentarios en las publicaciones en redes sociales, sigue horrorizando a muchos.

Lo que está claro es que no va a desaparecer, la tendencia ha llegado hasta el catálogo de Zara, en el que, por supuesto, no falta una sección dedicada a los calcetines.

Pantalones de tiro bajo: la tendencia más denostada de los 2000