POLÍTICA
13/09/2020 10:10 CEST

Carlos Carrizosa: “Queremos pactar y gobernar con el PSOE y el PP en Cataluña”

Entrevista con el líder de Cs en el Parlament y candidato en las catalanas: “Volveríamos a estar en la manifestación de Colón”

Una unión constitucionalista entre Ciudadanos, PSOE y el PP para intentar formar el primer Gobierno sin nacionalistas en Cataluña. Ese es el objetivo que se ha marcado Carlos Carrizosa, el aspirante de Cs a la Generalitat en unas elecciones a las que no ha puesto todavía fecha Quim Torra.

Se cuelga precisamente la medalla de la posible inhabilitación de Torra. Ya está en esa carrera electoral… cuando nadie lo esperaba. Hasta mediados de agosto la aspirante era Lorena Roldán, pero de manera sorprendente el partido anunciaba que daba un paso al lado y dejaba pista libre a este dirigente, de la máxima confianza de Inés Arrimadas. Los críticos han impugnado esta decisión ante la comisión de garantías. Él dice estar tranquilo con la futura resolución.

Carrizosa (Barcelona, 1964) se enfrenta a unas encuestas que no tienen nada que ver con las de las pasadas elecciones, cuando Cs hizo historia siendo el primer partido no nacionalista que ganaba las autonómicas. Pero eran tiempos del 155. A la vez mira a Madrid y defiende la intención de su partido de pactar los presupuestos con Pedro Sánchez. “Tendrá que elegir: ERC o Ciudadanos”, advierte y presenta a los naranjas como un dique frente a un acuerdo “con Rufián y Otegi”. ¿Borraría la foto de la manifestación de Colón? Lo tiene claro: “Volveríamos a estar”.

¿Va a haber elecciones en Cataluña? ¿Y cuándo?

Tiene que haber, es el sistema democrático, y habrá. No hay fecha que no llegue ni plazo que no se cumpla, dicen. Pero ahora parece que no es inminente. De todas formas, también digo que queda un año para que se agote la legislatura y es bien triste que este Gobierno nos haya llevado a un punto tal de agotamiento que estemos pensando que es imposible continuar.

Queda un año, pero hay una elemento clave que es la posible inhabilitación de Quim Torra. ¿Será al final inhabilitado? ¿En qué situación quedará el Govern?

Sí, va a ser inhabilitado, sin duda alguna. De hecho lo fue ya por la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y lo que se va a ver el 17 es la vista de su recurso. Es una inhabilitación por incumplir la ley y negarse a retirar símbolos partidistas de la fachada de la Generalitat. Nos podemos colgar además la medallita en Cs de que la conseguimos nosotros porque lo llevamos ante los tribunales. Con su actitud de incumplimiento y rebeldía siempre frente a las leyes ha provocado esta situación. Hace que todos los catalanes, que estamos pendientes de esta crisis económica y de la pandemia, estemos dependiendo de la agenda judicial de un presidente que demostró su falta de sentido democrático.

Torra va a ser inhabilitado sin duda alguna

Durante el estado de alarma se llegó a escuchar a la portavoz del Govern, Meritxell Budó, decir que si Cataluña hubiera gestionado en ese momento, habría habido menos muertos. Luego ha sido una de las comunidades más afectadas por los rebrotes cuando pasó a las autonomías la gestión sanitaria. ¿Qué opinión le merece?

Pese a que en un primer momento la pandemia pilló por sorpresa a todos y en todos los gobiernos se produjeron momentos de desconcierto y de falta de coordinación, en Cataluña se vio agravada la situación porque la pandemia rápidamente intentó utilizarse como un arma arrojadiza contra España y contra el Gobierno central. Se negó la intervención del Ejército para desinfectar las residencias, se procuraba echar toda la culpa a Madrid. Pese a eso, procuramos tener una mano tendida y mantener el contacto con las consejerías, especialmente de Asuntos Sociales, Sanidad y Empresa, para intentar ayudar a todos los sectores. En esa primera fase de la pandemia todos nos volcamos como pudimos. En la segunda fase, más previsible, nos encontramos otra vez con una falta de reacción, los rebrotes eran más virulentos en Cataluña y lo hemos achacado a la falta de rastreadores porque la Generalitat retiró la gestión a la sanidad primaria y lo derivó, mediante pago de 18 millones de euros, a una empresa. Eso fue un fracaso. Por lo tanto, el mantra nacionalista y separatista del Govern de que todo lo malo venía de España se vino abajo. Y dejó al descubierto que el Gobierno de la Generalitat de Cataluña ha hecho un uso desvergonzado de esta desgracia.

El otro gran pilar del Estado del Bienestar gestionado por las comunidades es la Educación. Estamos en plena vuelta al cole. ¿Es segura en Cataluña ahora mismo?

No hay una vuelta al cole segura y el conseller Bargalló donde decía una cosa se desdecía después. Los padres no han sabido a qué atenerse y todavía no hemos empezado. No causa confianza la gestión que ha llevado la Generalitat. También es cierto que el Gobierno de España no ha dado unas directrices generales para luchar en todo el sistema educativo nacional contra la pandemia. Delegar en cada una de las comunidades ha sido perjudicial. Nuestro conseller ha llevado una política errática, hay muchísima preocupación.

 

 

No se le esperaba en esta lucha por la Generalitat hace un mes. ¿Qué ha pasado?

Pues lo que ha pasado es que hemos decidido en Ciudadanos priorizar ese gran acuerdo constitucionalista en Cataluña. Hemos llegado a la conclusión de que el procés ha llegado a ese punto álgido al que hay que darle carpetazo, solo ha traído pobreza y división. Por otro lado, la pandemia tendría que cambiar la política. Con esta tormenta perfecta, hemos pensado que aquí hay que priorizar un gran acuerdo constitucionalista y acabar con diez años de gobiernos separatistas. El PSOE tiene que apostar por un cambio radical en la política catalana, nada de tripartitos ni gobiernos con ERC y los comunes. No queremos volver a esas alianzas con unos independentistas que nos han traído tanta pobreza y división. Por tanto, acuerdo con el PSOE y acuerdo con el PP e intentar dar un vuelco en las encuestas. Eso significa que desde el liderazgo nacional de Lorena Roldán y su portavocía en el Senado se hacía difícil conciliar esta necesidad de unión aquí y la de hacer el marcaje y la lucha política con el PSOE y el PP en la Cámara Alta. Lorena era absolutamente partidaria de esta situación de dar un paso al lado y de que yo me encargara aquí de este acuerdo constitucionalista.

La Generalitat ha hecho un uso desvergonzado de esta desgracia

A algunos sectores de su partido no les ha sentado nada bien y lo han llevado a la Comisión de Garantías. ¿Qué le parecen las críticas de falta de transparencia de este proceso?

Sinceramente digo que estoy tranquilísimo. Primero porque los compañeros que ven pegas acuden al comité de garantías y se dictaminará. Lo ocurrido es que en Cataluña se hicieron unas primarias y la candidata elegida ha decidido dar un paso a un lado. El artículo de los estatutos dice que hay que elegir a otro candidato. La decisión es estatutaria, Cs es uno de los partidos que más ha abogado por las elecciones primarias y lo vamos a seguir haciendo. Los compañeros que lo han llevado a Garantías son muy pocos, un puñado de nuestros afiliados y tienen todo su derecho.

Busca la fórmula de ir a las catalanas en una lista con el PSOE y el PP. ¿Ha hablado con ellos sobre esto?

La fórmula tiene que llegar justo cuando se abra el periodo electoral. Ahora es el momento de llamar a esta reflexión, de que la sociedad participe. Luego los partidos nos tenemos que sentar, analizar cómo está todo y tomar las decisiones con la voluntad de que no se pierda ni un solo voto constitucionalista. En ese momento podemos valorar bien las listas que hacemos y cómo.

 

Imagino que Cs haría valer el ser la fuerza constitucionalista más votada en las pasadas elecciones catalanas y encabezar usted esa lista, ¿no? ¿O estaría dispuesto Ciudadanos a dar un paso atrás y que fuera de otro partido el aspirante?

Creo que tenemos que sentarnos allí con una hoja en blanco y todo es susceptible de ser hablado. Cuando defiendo nuestro liderazgo en la sociedad catalana lo hago porque creo que así correspondo a la confianza que nos dieron 1,1 millones de electores en las pasadas elecciones. 

¿Se compromete a presentarse a una investidura si es la fuerza más votada y no dejarlo pasar como hizo Inés Arrimadas? ¿Fue un error?

El candidato en las investiduras en Cataluña lo presenta el presidente del Parlament. El señor Torrent siempre tuvo un candidato que se presentaba y se votaba. Nunca hubo ocasión jurídica para que Arrimadas presentase candidatura. Si llegase el caso, veremos cuál es la situación y quién presidente el Parlament. Entonces podría contestar a la pregunta.

 

¿Ahora mismo el PSC está más cerca de Cs o de ERC? Es un dilema como el que estamos viendo en los presupuestos en el Congreso…

Nadie lo sabe. El PSC de Iceta, por un lado, dice que con Esquerra no va a gobernar pero, por otro, dice que con Cs no va a pactar. Y piensas con quién quieren pactar para gobernar. Yo sí que sé con los que quiero pactar. Queremos pactar y gobernar con el PSOE y el PP. Eso es verdad que en el resto de España puede chocar y parecer difícil, pero ya ha pasado otras veces como cuando se sacó al PNV durante un tiempo de la Presidencia del País Vasco. Aquí en Cataluña hablamos casi de lo mismo. Pese a que ha habido épocas en las que el Partido Socialista ha gobernado la Generalitat, lo ha hecho siempre con ERC y los que eran los comunes. Nunca ha dejado de haber nacionalismo en el Govern. Si hiciéramos uno el PP, PSC y Cs, sería la primer vez que no gobernaría en nacionalismo. Oiga, es muy legítimo que gobierne todo el mundo piense como piense, pero el nacionalismo está sobradamente testeado y nos ha conducido a una situación de absoluta parálisis política. Creo que ya merece que ofrezcamos fórmulas a los electores para cambiar esto. Cs quiere con esta coalición cambiar algo que parece una maldición bíblica pero que no tiene por qué ser así. Puede darse la vuelta como se hizo en Andalucía, donde parecía imposible un cambio.

Hay un nuevo factor que no estaba en las anteriores elecciones, Vox, que hoy es el tercer partido en España. ¿Cree que tendrá escaños en el Parlament?

No lo sabemos. Hay encuestas que le dan entrada, en todo caso habrá que ver qué votan los catalanes. Creo que habrá que verlo. Si se trata de la defensa de la unidad entre catalanes y españoles, esta cuestión está defendida en el Parlamento sobradamente por Cs, como todo el mundo sabe. En ese sentido no sé qué papel jugaría Vox a parte de otras cuestiones de su oferta electoral que no compartimos.

Hablando de Andalucía, ¿estaría dispuesto a llegar a la Presidencia de la Generalitat, como pasó con la Junta o la Comunidad de Madrid, con los votos de Vox? ¿O renunciaría?

Le digo que primero habrá que ver si entra o no Vox en el Parlamento de Cataluña. Si entra, va a ser muy similar a lo que pasó en Andalucía. ¿Quieren perpetuar un Gobierno del PSOE o un Gobierno del PP y Cs? Y ellos decidieron y también ante sus electores. Llegado el momento van a tener que elegir entre sus electores si depende de sus votos si tenemos cuatro años más de nacionalismo y procés o que tengamos un gobierno de Cs, PSOE y PP.

En esa fórmula que está buscando del espacio constitucionalista, ¿Vox tiene espacio para entrar en la lista?

De momento estoy circunscribiendo esta pretensión de coalición a aquellos que tenemos actualmente representación en el Parlament.

Fue una pulla de Sánchez y no tiene más trascendencia

En el debate del miércoles en el Congreso, el presidente, Pedro Sánchez, llegó a decir que Ciudadanos no se ha salido de la foto de Colón. ¿Sigue Cs en esa foto?

Cuando se hace una foto, sólo cambiaban en aquella película de Regreso al futuro. Son fotos y ahí están. Lo que importa es el momento político en el que nos encontramos. Lo que creo es que el PSOE lanzó una pulla pero todos sabemos dónde estamos y lo que representamos. Siempre hemos estado en la defensa de la unión de todos los españoles, aquella foto fue una manifestación que se hizo en defensa de la unidad de todos. Allí estuvimos y allí volveríamos a estar. Otros se sumaron y salieron en la foto. Fue una pulla y no tiene más trascendencia.

Estamos en el culebrón de los presupuestos. ¿Qué va a pasar? ¿Será la vía Arrimadas? ¿Con quién saldrán? Ahora parece que Sánchez se acerca otra vez a ERC…

El señor Sánchez tendrá que elegir: ERC o Cs. O pactar con Esquerra en un despacho con Otegi y Rufián o pactarlos con luz y taquígrafos con Cs, que es un partido moderado y sensato.

Los veríamos de repente en una foto con Podemos. ¡Cómo ha cambiado la vida!

Bueno, el Gobierno en la actualidad está formado por PSOE y Podemos, es una realidad. Lo que tratamos de hacer es introducir mejoras que hagan que estos presupuestos sean lo menos podemita posible y lo más ‘ciudadano’ posible. En esa lucha estaremos hasta el último momento.

 

¿Los independentistas van a intentar hacer otra vez un referéndum?

Sí, están convencidísimos de que lo van a intentar y no excluyen otra declaración unilateral de independencia. Así lo han reiterado Puigdemont y Junqueras. Ellos siguen comandando sus respectivos partidos desde Waterloo y la cárcel. Esto es una rémora para los catalanes. Hay un eslogan en Cataluña que es “Lo volveremos a hacer”. El peligro golpista en Cataluña está en estado de aparente latencia, pero en absoluto de renuncia y de reconocimiento de errores. 

Hablaba antes del tema económico, ¿qué le parece la fusión de Bankia y CaixaBank?

Mientras más solventes sean las entidades bancarias, mejor para el sistema, pero también hay que estar atentos a que la oferta bancaria sea lo suficientemente amplia para que no se produzca una situación de encarecimiento de servicios. Tenemos que tenerlo muy bien controlado para que el mercado sea sano. A mí como catalán me duele que una de las primeras entidades bancarias que estaba radicada en Barcelona se marchase y trasladase su sede por la inestabilidad jurídica en Cataluña. Están empobreciendo nuestra tierra.

La mesa de diálogo es una mesa de chantaje

En los próximos días debería celebrarse una reunión de la Mesa de Diálogo, según acordaron por teléfono Sánchez y Torra. ¿Puede negociar Cs unos presupuestos mientras se reúne este órgano?

Mire, esa que llaman la Mesa de Diálogo es una Mesa de chantaje y no tiene legitimidad alguna para hablar en nombre de todos los catalanes. Habla solo en nombre de los independentistas que fueron condenados por dar un golpe contra la democracia y buscan solamente prebendas y soluciones para los que dieron el golpe. Negamos toda la legitimidad a esa Mesa y nos oponemos a que el Gobierno de Sánchez dé cuerda a los separatistas con negociaciones fuera de las instituciones. Estamos absolutamente en contra. Pero digo a la vez, el interés que muestra el separatismo en reunirse y en forzar condiciones demuestra el afán por estrechar vínculos con el Ejecutivo de Sánchez y pactar los presupuestos. Para evitarlo está Ciudadanos y vamos a perseverar en pactar los presupuestos para que no lo hagan Rufián y Otegi.

Si se cumplen las encuestas, ERC ganaría las elecciones. Su previsible candidato es Pere Aragonès. ¿Cómo lo definiría?

Un hombre con un discurso aparentemente sensato, excepto cuando se dirige a sus correligionarios, pero hay que recordar que Esquerra tiene aversión a todo lo español y es netamente independentista. No van a renunciar a su objetivo. Para nosotros, ERC no es el socio hábil para pactar nada que favorezca a España.

El PSOE y el PP no han llegado a ningún acuerdo para renovar el Poder Judicial, que lleva dos años en funciones. ¿No da alas eso a las proclamas de los independentistas de que la Justicia está politizada?

Sí que hay muchas cosas para reformar en España y Cs es uno de los partidos reformistas que nacimos con esa voluntad regeneradora. Hace falta un meneo a la democracia española y poner a punto algunas de las instituciones. Una de ellas es el órgano de gobierno de los jueces. Ellos sí son independientes juzgando, pero su órgano de gobierno se ha configurado de una forma que favorece la politización. Esto fue criticado también en la UE. Ese bloqueo tiene una solución: reformar el sistema de nombramientos y volver a lo que preveía la Constitución.

Sus detractores les llaman la veleta naranja. Defina lo más brevemente posible qué es Cs y su ideología.

Un partido de centro, liberal y progresista que está en la familia liberal europea. En cuanto al liberalismo progresista, que a mí me gusta mucho, busca la realización del individuo y para que eso pase en igualdad de oportunidades se necesitará a veces la intervención del Estado. Para que el hijo de una persona pobre tenga las mismas oportunidades con una buena educación. No dejar a nadie en el camino. Para eso, una economía liberal que cree riqueza y un Estado que intervenga para facilitar esa igualdad. Eso es el centro. Es muy pragmático y se aleja de los dogmas políticos.

Ya la última pregunta. Prometa ser lo más sincero posible.

A ver.

¿Está más a gusto con la nueva jefa Arrimadas o con Albert Rivera?

No me cuesta ser sincero absolutamente. Trabajé con Albert desde 2006, tengo aprecio sincero, lo considero un amigo y lo admiro como político genial. Y luego con Inés me une un vínculo profundamente afectivo de compañero, hemos estado codo con codo en el Parlament en los peores momentos. Estoy lleno de admiración por ella, por su valentía y capacidad,  y disfruto ejerciendo la política con ella. Son dos personas honradas y con los que te sientes a gusto. Estoy bien con los dos. Y políticamente creo que hicimos en la etapa con Albert lo que tocaba. Desde que Inés llegó, nos hemos tenido que enfrentar a una pandemia, estamos haciendo lo que tenemos que hacer ante la situación política y la crisis. 

Photo gallery Inés Arrimadas See Gallery

NUEVOS TIEMPOS