Cómo arreglarte las puntas del pelo durante el confinamiento

Aquí dos técnicas: para atrevidas y conservadoras.

Aunque aún nos queden días —o semanas— de confinamiento, debemos mantenernos firmes y no renunciar a vernos bien, a lucir nuestro mejor aspecto, aunque solo sea para nuestra quedada online con amigos o para asistir a través de la pantalla a una reunión de trabajo.

Así que hagamos un repaso y miremos cómo está nuestra melena. ¿Seguimos teniendo pelazo o estos días encerrados han pasado factura al cabello y las puntas se ven pobres y abiertas?

Si crees que tu pelo necesita un repaso, aunque no tengas a mano a tu peluquero de confianza, puedes intentar arreglártelo tú misma. ¿Te atreves?

Cortar por lo sano

Si eres de las atrevidas, seguro que ya lo has hecho más de una vez y aceptarás el reto de buen grado. Si por el contrario, es tu primera vez, verás que es sencillo (ahora, sentimos mucho decir que si no lo haces bien, aún tardarás un tiempo en poder ir a la peluquería a deshacer embrollo).

¿Por dónde empezar? Lo más importante es hacerte con unas buenas tijeras, de acero y bien afiladas, porque de lo contrario, en vez de sanear las puntas podrás estropearlas más.

Lo siguiente: peinar bien el pelo, dividirlo en dos mitades, fijar con unas gomas el trozo que quieres cortar y... ¡meter tijera!

Míralo en este tutorial:

Un pequeño arreglito en las puntas

Si no te atreves a quitarle un par de centímetros o tres a tu melena, mejor aplica esta otra técnica.

Tan solo tienes que enrollar mechones de pelo y cortar los pelillos que quedan sueltos desde la mitad a las puntas. Tu cabello lo agradecerá y tampoco habrá corrido ningún peligro.

Sigue este tutorial para tenerlo más claro:

Pues ya puedes empezar...

Alimentos para evitar la caída del pelo