Cómo se repartirán Bill y Melinda Gates su fortuna tras el divorcio

La pareja más rica del mundo pone fin a su matrimonio después 27 años.
Melinda y Bill Gates, en una imagen de archivo. 
Melinda y Bill Gates, en una imagen de archivo. 

Con el divorcio de Bill y Melinda Gates no sólo se rompe una de las parejas más sólidas y del mundo, también una de las más ricas. El patrimonio de los Gates, que han estado casados durante 27 años, supera los 200.000 millones de euros pero, al contrario que en otros divorcios de celebrities, su fortuna no parece que vaya a ser un problema para llegar a un acuerdo.

Según la revista People, la pareja ya habría cerrado abril de 2022 como la fecha para presentarse ante la justicia, y a priori los Gates no se embarcarán en un tedioso proceso de divorcio sino que llegarán con los deberes hechos y sus bienes repartidos.

La publicación estadounidense también ha podido saber que la hasta ahora pareja más rica del mundo no había firmado un acuerdo prematrimonial y que Melinda no pedirá una pensión compensatoria puesto que “no es necesario”.

Gran parte de la fortuna que la pareja ha amasado a lo largo de los años ha ido a parar a la fundación que lleva su nombre y que crearon en 2000 para invertir en salud pública y combatir la pobreza. De hecho, desde que comenzara la pandemia han donado grandes cantidades para la investigación y las vacunas contra el covid. Los fondos de la institución están valorados en casi 50.000 millones de euros y, por ahora, la labor de filantropía de la fundación seguirá intacta.

Según informa la agencia Reuters, en los papeles del divorcio la pareja ha dejado claro que han llegado a un acuerdo para separar sus bienes y que su labor dentro de la fundación seguirá siendo la misma. Bill y Melinda mantendrán sus puestos directivos como hasta ahora, han confirmado desde la institución.

El fundador de Microsoft ocupa el puesto número cuatro en la lista Forbes de hombres más ricos del mundo, con una fortuna que ronda los 200.000 millones de euros, mientras que la de Melinda Gates supera los 58.000 millones. Además, poseen el 1% de las acciones de Microsoft, valoradas en más de 5.800 millones.

Su separación cordial no es el único factor a tener en cuenta a la hora de repartir su fortuna. El matrimonio firmó el Giving Pledge, una iniciativa creada por ellos mismos a través de la que los millonarios se comprometen a donar el 90% de su fortuna en vida. Bill Gates ya reveló hace unos años que el patrimonio familiar no iría para sus tres hijos, que sólo recibirán 10 millones de dólares por cabeza.

Está por ver qué sucede con la mansión de la pareja, Xanadú 2.0, un complejo frente a un lago en el estado de Washington que ocupa más de 6.000 metros cuadrados, cuenta con 7 habitaciones y donde la pareja ha organizado fiestas para cientos de invitados.

Los Gates también tienen una casa a pie de playa en Del Mar, California que compraron en 2020 por 35 millones de euros y tres ranchos en Florida y otras zonas de Estados Unidos.

Bill y Melinda Gates se conocieron en 1987, en un picnic organizado por la empresa cuando ella trabajaba como gerente de producto de Microsoft en las oficinas de Nueva York. A pesar de que al informático le costó pedirle una cita a la que se convertiría en su mujer, la pareja se casó en 1994 en una boda secreta en Hawaii.

Durante su matrimonio los Gates tuvieron tres tres hijos: Jennifer Katharine (25 años), Rory John (21 años) y Phoebe Adele (18 años).

Las rupturas de parejas famosas que la gente no ha superado