Esto es lo que puedes esperar cuando hayas recibido las dos dosis de la vacuna

¿Supondrás algún riesgo para la gente de tu alrededor? ¿Seguirás estando tú en riesgo de contraer la enfermedad?

Abril es un mes clave para la estrategia de vacunación en Europa y en España. Con la llegada de más dosis y la incorporación de la vacuna de Janssen, que solo requerirá una dosis, los gobiernos confían en que el ritmo de inmunización acelere lo suficiente como para cumplir con sus respectivos plazos y objetivos.

Pero, ¿qué puedes esperar una vez que hayas recibido las dos dosis de la vacuna (o la dosis única de Janssen)? ¿Supondrás algún riesgo para la gente de tu alrededor? ¿Seguirás estando tú en riesgo de contraer la enfermedad?

Lo primero que debes tener en cuenta es que si te acaban de poner la segunda dosis, todavía no estás inmunizado. Según los expertos, pasan entre dos y tres semanas desde la inyección de la segunda dosis hasta que el cuerpo termina de desarrollar una inmunidad completa. E incluso entonces, todavía existe la posibilidad de contraer el virus. Eso sí, con una sintomatología mucho más leve o de forma asintomática.

La clave para minimizar el riesgo de contraer el coronavirus es romper las cadenas de transmisión y reducir el número de casos activos, explica Jonathan Van-Tam, subdirector médico de Inglaterra. Lo que no se sabe con certeza aún es la eficacia de las vacunas a la hora de cortar estas cadenas de transmisión. Aunque los estudios indican que las vacunas también reducen la transmisión, no está claro hasta qué punto.

“Incluso después de recibir las dos dosis es posible ser transmisor de la enfermedad”, asegura Van-Tam.

“Las tres vacunas que se utilizan en España reducen drásticamente la severidad de las infecciones, las hospitalizaciones y las muertes”

Si los vacunados vuelven a hacer vida normal como antes de la pandemia, será un problema para las personas que aún no se han vacunado, los que solo se han puesto una dosis o los que están inmunosuprimidos. En este último grupo, la vacuna ofrece una protección menor.

El riesgo de contraer y transmitir el coronavirus aunque estés vacunado depende de varios factores, señala el catedrático Paul Hunter, de la Universidad de Anglia del Este: la prevalencia del virus en la población, la efectividad de la vacuna que te hayan puesto, el tiempo que dure la inmunidad tras la vacunación, la proporción de infectados con nuevas cepas o mutantes de escape, etc.

“Si aumentan los casos de infección, el riesgo de contagiarte aunque estés vacunado es mayor que con una incidencia baja sin estar vacunado”, sostiene Hunter.

Las vacunas de las diversas farmacéuticas tienen diferentes tasas de efectividad, pero todas ellas reducen drásticamente la severidad de las infecciones, las hospitalizaciones y las muertes. La vacuna de Pfizer, por ejemplo, tiene una eficacia de al menos el 97% a la hora de evitar la infección sintomática, los síntomas más graves y la muerte, mientras que la de AstraZeneca tiene un 76% de eficacia como barrera contra el virus. La de Moderna, por su parte, tiene una eficacia del 94,5%. Las tres requieren una pauta de dos dosis para una máxima protección.

“Por muchas ganas que tengas de abrazar a tus seres queridos y salir de fiesta, es importante tener paciencia unas semanas más”

La eficacia de estas tres vacunas varía mucho contra la cepa brasileña y la sudafricana. No hay consenso con los datos actuales. Un estudio descubrió que la vacuna de Pfizer produce una gran respuesta inmune contra la cepa brasileña y señala que “probablemente” también contra las nuevas cepas de Wuhan y Kent. Otros estudios muestran un 100% de eficacia de esta vacuna contra la variante sudafricana, la que más preocupa. La vacuna de AstraZeneca, por ejemplo, solo ofrece una protección del 10% contra esta cepa, aunque se piensa que su eficacia aumenta contra la variante brasileña.

Al igual que sucede con los medicamentos, no existe ningún remedio 100% eficaz contra el coronavirus y por ello se sigue recomendando la misma precaución a quienes ya están vacunados. Por muchas ganas que tengas de abrazar a tus seres queridos y salir de fiesta, es importante tener paciencia unas semanas más.

Esto implica mantener la distancia interpersonal, llevar mascarilla, lavarte las manos con frecuencia y abrir las ventanas para airear las estancias, especialmente cuando se levanten las restricciones.

Hunter insta a la precaución después de ser vacunados. “Sigue habiendo riesgo de infección y transmisión con todas las vacunas”, advierte.

Los expertos todavía están aprendiendo sobre el coronavirus. La información de este artículo es la que se conoce en el momento de la publicación, pero los datos y las recomendaciones pueden cambiar conforme avancen las investigaciones.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

La habitación de los abrazos frente al coronavirus