ECONOMÍA
28/11/2019 14:03 CET | Actualizado 28/11/2019 14:06 CET

De Guindos, Albella y Elvira Rodríguez testificarán en 2020 por el Popular

Lo harán entre los meses de marzo y abril.

EFE
Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV, y Luis de Guindos.

El exministro de Economía y actual vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos; el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, y su predecesora, Elvira Rodríguez, testificarán en la causa sobre el Banco Popular entre marzo y abril de 2020.

En la providencia conocida este jueves, el juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama también emplaza al que fuera gobernador del Banco de España Luis María Linde, igualmente en calidad de testigo, para el próximo 11 de marzo.

Elvira Rodríguez inaugurará el 4 de marzo esta nueva ronda de declaraciones, en la que se espera conocer la versión de los organismos regulador y supervisor sobre cuál era la situación del Popular en los años anteriores a su resolución.

La comparecencia de Albella, fijada para el próximo 18 de marzo, será una de las más esperadas, puesto que aunque por aquellas fechas apenas acababa de tomar su cargo en la CNMV ya había ejercido antes de asesor legal del banco a través del despacho Linklaters, del que era socio.

Por su parte, el 2 de abril hará lo propio De Guindos, que como antiguo ministro de Economía tuvo que hacer frente a la resolución de la entidad el 7 de junio de 2017, ejecutada a instancias de la Junta Única de Resolución (JUR) europea.

Reducción a cero

Dicha operación, que supuso la reducción a cero de las acciones y de la deuda subordinada del banco, inició la batalla legal de los miles de accionistas del Popular, que actualmente pleitean tanto ante la justicia española como comunitaria para ser resarcidos.

La causa que instruye la Audiencia Nacional comenzó en octubre de ese mismo año, cuando el entonces titular del juzgado Fernando Andreu admitió a trámite varias querellas contra los dos últimos gestores del banco, incluidos los expresidente Ángel Ron y Emilio Saracho, así como sus consejos de administración, el socio auditor y la firma PwC, por varios delitos societarios.

El magistrado abrió entonces dos piezas separadas, la primera que investiga al equipo de Ron por la ampliación de capital por importe de 2.500 millones que acometió la entidad en 2016, y una segunda sobre los 108 días de mandato de Saracho que se centra en un posible delito de manipulación del mercado con noticias falsas para hacer caer el valor de la cotización.