POLÍTICA
28/06/2021 18:34 CEST

Detenido un hombre que simuló su secuestro y un cáncer terminal para evitar que su pareja le dejara

El individuo de 56 años también envió cartas amenazantes a su compañera sentimental para hacerla creer que estaba en peligro.

POLICÍA NACIONALEuropa Press
Coche de la Policía Nacional.

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 56 años acusado de simular un secuestro y un cáncer terminal para evitar que su pareja sentimental rompiera con él.

La Comisaría de Gijón ha informado, a través de un comunicado de prensa, que primero había enviado cartas amenazantes a su compañera para hacerla creer que estaba en peligro. Luego fingió haber sido retenido por tres personas que le habían herido en una pierna para obligarle a dejar la relación.

Los hechos comenzaron a principios del pasado mes de febrero tras una denuncia interpuesta por la mujer con la que mantenía una relación el detenido. En la declaración, explicaba que había recibido un sobre blanco, sin franqueo ni remitente, que contenía varios folios manuscritos que la amenazaban con hacerla daño si continuaba publicando fotografías en su perfil de Instagram.

En la misiva también figuraban otros comentarios que hacían clara alusión a momentos de su vida cotidiana y personal que solo podían saber personas de su entorno o gente que la hubiera estado vigilando.

El “secuestro”

A los pocos días de este hecho, la pareja de esta denunció en dependencias policiales haber sido víctima de una detención ilegal y de unas lesiones. Según el hombre, tras haber dejado a su pareja en casa, salió del portal y fue abordado por un individuo que bajo amenaza con arma blanca le obligó a dirigirse a un parque próximo a la playa del Arbeyal, donde les esperaban otros dos hombres.

Allí, según su relato, le conminaron a que dejara su relación con la chica a la vez que le hicieron un corte en la pierna, del que tuvo que ser asistido en un centro sanitario.

Sin embargo, la policía indagó los hechos y pudo constatar que los testimonios realizados por el hombre eran falsos o, al menos, no se ajustaban a la realidad.

El hombre también llegó a simular padecer un cáncer terminal para evitar que la mujer abandonara la relación. Un relato que también ha sido investigado por los policías, quienes pudieron determinar que esta persona ni estaba enferma ni había sido tratado de ninguna patología grave.

Finalmente, el hombre reconoció ante los agentes que había simulado ser víctima de un delito que nunca llegó a producirse y que, por tanto, la denuncia interpuesta era falta. A pesar de la confesión el hombre ha sido puesto en libertad con cargos a la esperar de celebrarse el juicio debido a que no tiene antecedentes ni reseñas policiales.

El 016 no deja rastro en la factura y atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 52 idiomas diferentes, al igual que el correo 016-online@igualdad.gob.es

EL HUFFPOST PARA BBVA