NOTICIAS
21/07/2020 20:53 CEST | Actualizado 21/07/2020 21:19 CEST

Detenido el dueño y dos altos cargos de la empresa que gestionaba el vertedero derrumbado de Zaldibar, donde permanecen sepultados dos trabajadores

En febrero se produjo un derrumbe de miles de toneladas que atrapó a dos personas.

Europa Press News via Getty Images
Trabajos de búsqueda de los dos operarios desaparecidos 

La Ertzaintza ha detenido este martes a tres directivos de la empresa Verter Reciclyng 2002, propietaria del vertedero de Zaldibar (Bizkaia), que el pasado mes de febrero sufrió un derrumbe de miles de toneladas de residuos almacenados en él, lo que ocasionó que quedaran sepultados dos trabajadores de la escombrera que aún no han sido encontrados.

Fuentes del Gobierno Vasco, por su parte, han precisado a EFE que los detenidos son el propietario de la escombrera, Luis Barinaga; la administradora única de la empresa Verter Recycling 2002, Arrate Bilbao, y el director técnico del vertedero.

La causa por el derrumbe se instruye en dos juzgados del País Vasco, según estas fuentes: en uno de Durango (Bizkaia) se lleva la desaparición de los dos empleados sepultados por los escombros, Joaquín Beltrán y Alberto Sololuce, y en otro de Eibar, las denuncias por los supuestos delitos contra los derechos de los trabajadores y contra el medio ambiente.

La Ertzaintza remitió a principios del pasado mes de junio un informe a uno de estos juzgados en el que informaba al instructor de que apreciaba “indicios de criminalidad” en la gestión del mismo.

Una crisis que dura casi medio año

Los hechos ocurrieron el 6 de febrero, cuando el derrumbe cogió sin escapataria a Alberto y Joaquín, cuyos cuerpos no han sido encontrados casi medio año después.

A la gravedad del colapso del vertedero, único caso habido en Europa, se unió el descubrimiento de que en el mismo se habían almacenado residuos que contenían amianto, material tóxico para el que la escombrera no tenía autorización para aceptar su depósito.

La situación llegó a causar una crisis política en lo que por entonces era la precampaña electoral en el País Vasco, posteriormente aplazada por el coronavirus. La pandemia y el estado de alarma también han dificultado las labores en el lugar.

La diputada nacional del PP Bea Fanjul publica todos los días en su Twitter un mensaje recordando a los dos trabajadores y criticando la inacción del Gobierno autonómico.