Sobre su marcha de la Fiscalía: "Me da igual lo que digan"
Dolores Delgado
Dolores Delgado
Europa Press News via Getty Images

“He podido tener otros motivos para irme, porque me han atacado mucho, porque me han dicho esto o lo otro, pero es por salud. No puedo seguir. No puedo estar cancelando viajes porque no me puedo subir a un avión, y no puedo estar cancelando reuniones institucionales una tarde porque necesito tumbarme, y no puedo arrastrarme y hoy tengo la espalda mal, pero me tengo que hacer una operación de dos hernias discales del lado izquierdo”.

Estas son las palabras de Dolores Delgado en una entrevista que publica este miércoles El País, en la que cuenta los motivos que le han llevado a renunciar al puesto de fiscal General del Estado. Añade sobre ello: ”¿Cuándo lo voy a hacer? Y tengo otras cosas. Lo primero que voy a hacer al salir de este puesto es todo un día de médicos. No he podido seguir. Para estar aquí tienes que estar al 100%”.

Sobre si dimite por la exigencia del PP para desbloquear el Consejo General del Poder Judicial, responde: “Me da igual lo que digan. Nunca renunciaría si estoy pensando en lo que van a decir unos u otros. Doy un paso al lado. Estoy muy contenta y me siento muy orgullosa de lo que hemos hecho un equipo de hombres y mujeres, de lo que hice en el Ministerio de Justicia, y algún día todo lo que generamos se oirá a pesar del ruido que ha habido en torno a muchas cosas”.

“Y aquí en la Fiscalía General del Estado ha pasado lo mismo. Hemos hecho un montón de cosas, con un proyecto muy claro y muy marcado, en vulnerables, derechos humanos, género”, comenta la ya ex fiscal general.

Al hilo, revela: “Empecé con los problemas de espalda fuertes en febrero pasado, fui aguantando como pude, me ingresaron dos veces, tengo dos hernias discales… Me entrego al 120% y no me da la vida. No puedo estar aquí en estas condiciones, así lo he hablado con el presidente”.

Dolores Delgado
Dolores Delgado
Europa Press News via Getty Images

De cara al futuro, explica Delgado: “Yo me vuelvo a la Audiencia Nacional, yo soy fiscal. No voy a trabajar en la empresa privada, no quiero. Siempre me he movido en espacios públicos. Todos mis problemas físicos permanecen, pero no tendré la tensión que supone ser fiscal general del Estado, no requieren la entrega física de ser fiscal general del Estado”.

A la pregunta de si puede recalar en el Supremo en la sala de Memoria Democrática, contesta: “Lo he hecho porque mi cuerpo está roto, y si tengo que esperar a que nadie diga nada, nunca encontraría tiempo ni el momento”.

Y hace esta consideración sobre su sustituto, Álvaro García Ortiz: “Tiene un conocimiento profundísimo de la carrera, se la conoce como la palma de la mano. Viene de 20 años en el territorio, viene de la base, ha sido presidente de la Unión Progresista de Fiscales, es experto en medio ambiente y en incendios forestales. En el tiempo que ha estado aquí ha llevado todas las relaciones institucionales. Yo estoy muy contenta porque creo que es y va a ser el mejor fiscal general del Estado que nunca ha tenido esta carrera”.

Dolores Delgado