BLOGS
22/09/2019 11:40 CEST | Actualizado 22/09/2019 11:40 CEST

El apretón de manos o cómo dar la mano

¿Cómo das la mano? ¿Con tu palma hacia abajo, hacia arriba o hacia el lado?

¿Conoces el origen del apretón de manos? En este segundo vídeo de la serie sobre lenguaje corporal poderoso te lo cuento y te muestro cómo dar la mano a un extraño para transmitir igualdad, superioridad o sumisión.

Si no has visto el primer vídeo sobre contacto visual, puedes encontrarlo aquí.

Origen del lenguaje no verbal

El lenguaje no verbal nació mucho antes de que los humanos inventásemos las palabras. Es un reflejo exacto de nuestras emociones. Y, si bien hemos aprendido a mentir con las palabras, es muy complicado mentir con nuestro lenguaje no verbal.

Por eso el cuerpo y la voz dicen mucho más de nuestras intenciones que las propias palabras. Y dicen de forma inconsciente aquello que (a veces) no queremos decir con palabras.

Dicen si me siento a gusto frente a ti o no. Si me importa ofrecerte contenido de valor o no. Si estoy convencido de lo que te estoy contando o no.

Inconscientemente, el lenguaje no verbal puede hacernos malas jugadas y destruir lo que decimos con palabras.

Por eso, es importante saber cómo funciona y cómo lo usas en el momento de la verdad.

El apretón de manos: vulnerabilidad, poder o igualdad

En el vídeo anterior de esta serie hablamos sobre el contacto visual, su importancia y cómo mirar a los ojos. Si no lo has visto, encontrarás el enlace en la descripción.

Hoy le toca el turno a las manos, fundamentales para generar confianza. Porque mediante la gesticulación mostramos que somos de fiar y que no tenemos nada que esconder.

Antiguamente, cuando era normal portar armas, la llegada de una persona extraña era interpretada como una amenaza debido al potencial peligro de ataque a mano armada.

Para aclarar cualquier duda al respecto, quien llegaba daba la mano en señal de venir en son de paz.

Hoy en día, aunque no sea habitual el querer saber si la persona que nos están presentando está armada, lo cierto es que seguimos asociando la muestra de las manos a lo amigable, a lo vulnerable y a lo no peligroso. Y por eso nos damos la mano.

Cómo dar la mano

¿Cómo das la mano? ¿Con tu palma hacia abajo, hacia arriba o hacia el lado?

Para que entiendas la diferencia es importante que sepas que la inclinación de tus palmas enviará un mensaje y otro.

La palma de la mano girada hacia arriba muestra cercanía y vulnerabilidad. De ahí el gesto que hacemos al dar un abrazo.

La palma de la mano inclinada hacia abajo muestra autoridad. De ahí el saludo nazi o cómo ponemos las manos cuando mandamos a callar un grupo de personas.

Ahora, piensa en alguna persona que cuando te da la mano lo hace mostrando su palma hacia abajo. ¿Qué sensación te produce? Por favor compártelo en los comentarios.

Impone, intimida, marca territorio.

En cambio, cuando te dan la mano mostrando la palma ligeramente hacia arriba, ¿qué sensación te produce?

Como si te diera todo el poder a ti, o al menos como si te estuviera haciendo sentir importante. ¿Verdad?

El apretón de manos con la palma hacia el lado y la mano en un ángulo completamente recto, transmite igualdad.

Si quieres marcar territorio y reducir el estatus de la otra persona, inicia el apretón de manos con tu palma hacia abajo.

Si quieres ganarte a la otra persona elevando su estatus, al darle la mano, gira la tuya ligeramente hacia arriba.

Pero si quieres transmitir igualdad y fomentar la colaboración, te recomiendo un apretón de manos neutro. Porque no busca intimidar, pero tampoco te pone por debajo de la otra persona.

4 claves del apretón de manos

No obstante, y aunque quieras fomentar la colaboración, asegúrate de lo siguiente:

  1. Inicia el gesto de dar la mano unos pasos antes de alcanzar a la otra persona
  2. Da un apretón firme pero sin hacer daño
  3. Que el centro de tu palma se toque con el centro de su palma
  4. Y que el movimiento dure unos segundos (al menos tres idas y vueltas, pero sin pasarte)

El apretón de manos es importantísimo, sobre todo cuando te presentan a alguien por primera vez.

Hazlo inclinando la mano según la imagen que quieras transmitir, aunque preferiblemente de manera neutral, pero siempre teniendo en cuenta los cuatro últimos consejos.

De esta manera transmitirás seguridad y una primera impresión impresionante.

¿Quieres mejorar tus habilidades de comunicación para ganar influencia profesional y personal? Entonces suscríbete a este blog en sebastianlora.com/apuntame o a mi canal de YouTube en sebastianlora.tv y activa las notificaciones clicando en la campanita. Recibirás vídeos semanales que te ayudarán a convertirte en una persona más influyente y persuasiva.

Y si te ha gustado este vídeo, por favor déjame un comentario y compártelo con tus amigos, para que ellos también ganen influencia personal y profesional.

 

Este post se publicó originalmente en el blog del autor. 

ESPACIO ECO