NOTICIAS
30/12/2019 14:06 CET

El exrector de la Rey Juan Carlos acusado de plagio obtiene un plus de 2.000 euros por sus "méritos"

Es uno de los varios centenares de profesores de la universidad pública que va a recibir un complemento por su labor científica.

EFE
El exrector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) Fernando Suárez

El exrector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) Fernando Suárez, que tuvo que dejar el cargo en 2017 por varias acusaciones de plagio en algunos de sus trabajos académicos, ha obtenido un plus de 2.000 euros en atención a sus “méritos” en la investigación.

Suárez es uno de los varios centenares de profesores de la universidad pública que va a recibir este curso un complemento por su labor científica, después de haberse reincorporado a la docencia como profesor de Historia del Derecho y las Instituciones en la propia URJC.

En su perfil académico que aparece en la web de la universidad, el exrector tiene publicados actualmente dos proyectos de investigación que abarcan desde el 2016 al 2019 para investigar sobre los Reales Sitios (propiedades de la Corona administrados por Patrimonio Nacional) y sobre “Madrid, de corte a capital”.

En concreto, la ayuda pública concedida tiene como objetivo “incentivar la investigación mediante la valoración a posteriori de la producción científica e individual durante 2018 y la consiguiente asignación de una cuantía económica individual en función del mérito”.

“Tiene derecho”

Fuentes de la URJC han señalado a Efe que Suárez, a pesar de estar siendo investigado por los presuntos plagios, “tiene derecho actualmente” a cobrar dicho plus por investigación, ya que es un complemento que “le corresponde” porque se concede a todos aquellos profesores investigadores que lo solicitan.

“Hay una investigación judicial abierta en torno al asunto de sus plagios, pero mientras la misma no se resuelva, la presunción de inocencia prevalece”, explican esas mismas fuentes, que insisten en que, legalmente, desde la universidad “no se le puede denegar dicho complemento al mérito investigador”.

Por este mismo motivo, en el año 2017, el mismo en el que Suárez tuvo que convocar elecciones por las acusaciones de plagio, el exrector “también consiguió un plus por su actividad investigadora de 2.400 euros”, el cual tampoco se le pudo denegar, según añaden desde la universidad.

La polémica en torno a los plagios surgió a mediados de octubre de 2016, cuando varios medios alertaron de que Fernando Suárez habría copiado en un artículo para la revista jurídica Anuario de Historia del Derecho Español parte de un libro del excatedrático de la Universidad de Barcelona Miguel Ángel Aparicio.

En las sucesivas semanas se denunciaron otros posibles plagios cometidos por Suárez, y cinco de los profesores afectados trasladaron, a través de un manifiesto, su “indignación” ante “la vergonzosa imagen” que la “persistencia” del rector en su cargo estaba ofreciendo de la universidad y solicitaban su “inmediata dimisión”.

EL HUFFPOST PARA AMBAR