INTERNACIONAL
03/12/2021 21:28 CET | Actualizado 03/12/2021 21:31 CET

El ministro de Interior de Portugal dimite tras un atropello mortal con su coche oficial

"Solo soy un pasajero", justificó.

Horacio Villalobos via Getty Images
Eduardo Cabrita, exministro de Interior portugués.

El ministro de Administración Interna de Portugal, Eduardo Cabrita, ha anunciado su dimisión, horas después de que su chófer fuese acusado de homicidio por negligencia por el atropello mortal el pasado junio de un trabajador cuando circulaba a 166 km/h durante un viaje oficial.

“No puedo permitir que este aprovechamiento político absolutamente intolerable sea utilizado para penalizar la acción del Gobierno, contra el primer ministro o incluso contra el Partido Socialista”, ha dicho Cabrita en rueda de prensa al anunciar su decisión.

El accidente se registró el pasado 18 de junio, cuando el vehículo oficial en el que viajaba el ministro transitaba por la autopista A6 y atropelló a un trabajador de 43 años que realizaba tareas de mantenimiento en la calzada, a la altura del municipio de Azaruja, en el distrito de Évora.

Cabrita ha asegurado que lamenta “más que nadie esa trágica pérdida irreparable”, pero consideró que se está haciendo un “aprovechamiento político” de la situación.

El ministro dijo que decidió continuar en funciones desde entonces sólo debido “al tiempo y las circunstancias” que se vivían en el país hace seis meses, por la pandemia, y a la “solidaridad” que le mostró el primer ministro, António Costa.

Cabrita, de 59 años, formaba parte del Gobierno socialista presidido de Costa desde 2015, primero como ministro Adjunto y, desde 2017, como titular de la cartera de Administración Interna.



En los dos últimos años se vio afectado por varios escándalos, especialmente por el homicidio de un ciudadano ucraniano a manos de tres inspectores del Servicio de Extranjeros y Fronteras (SEF) cuando estaba retenido en el aeropuerto de Lisboa el año pasado.

La dimisión de Cabrita se produce cuando el Parlamento está a punto de ser disuelto y el Gobierno va a entrar en funciones ante las elecciones anticipadas convocadas para el 30 de enero.