POLÍTICA
13/08/2020 16:46 CEST | Actualizado 14/08/2020 10:12 CEST

El País Vasco sopesa declarar la emergencia sanitaria ante el repunte de contagios

En las últimas 24 horas se han contabilizado 569 nuevos positivos, una cifra similar a la de la primera quincena del confinamiento.

Agencia EFE
El Lehendakari, Íñigo Urkullu.

Los médicos ven “septiembre con temor y desolación” y hasta nueve sociedades médicas alertan de la “alta probabilidad de un nuevo colapso sanitario”. La crisis del coronavirus entra en una nueva fase mientras media España anda de vacaciones y el gran debate nacional se centra en si se debe fumar o no en espacios públicos como medida para frenar los contagios.

Los últimos resultados sobre la incidencia de la pandemia no son, además, nada alentadores: el Ministerio de Sanidad notificó el miércoles otros 3.172 contagios de coronavirus y registró un repunte de los detectados en 24 horas hasta los 1.690, lo que eleva el total a 329.784 desde el inicio de la pandemia.

Ante este panorama, el Gobierno Vasco está sopesando restablecer el estado de emergencia sanitaria, ya decretado al pasado mes de marzo, si la gravedad de la situación epidemiológica en Euskadi sigue creciendo al ritmo actual. En las últimas 24 horas se han contabilizado 569 nuevos positivos, una cifra similar a la de la primera quincena del confinamiento

“Si la gravedad lleva el ritmo que mantiene ahora, sería el momento de declararla [la emergencia sanitaria]. Es el momento de valorar si la situación lo justifica”, ha señalado la consejera de Salud, Nekane Murga, quien ha agregado que “no hay ninguna acción mágica” para parar la curva ascendente del virus y que “no es el momento ni se da la situación” para decretar un nuevo confinamiento.

En el País Vasco el virus “sigue ganado terreno” en Euskadi y la comisión de seguimiento de la covid-19, reunida esta mañana bajo la presidencia del lehendakari, Iñigo Urkullu, ha constatado la “severidad” de la situación, especialmente en Bizkaia. 

Murga se reunirá esta tarde con el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, para analizar la posibilidad de poner en marcha nuevas acciones para frenar el avance de la Codid-19.

La consejera ha resaltado la labor de los rastreadores y ha dicho que las medidas para frenar al virus se van a aplicar “específicamente” en los focos activos, “dirigidas a los lugares y las actividades que se han probado como causas de los brotes”. 

A favor de prohibir el tabaco

Del mismo modo, se ha mostrado de acuerdo con la medida adoptada por la Xunta de Galicia de prohibir fumar en la calle cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad, y ha recordado que el Gobierno Vasco “ya lo planteó en su momento”. “Un fumador, al exhalar el humo, puede emitir virus a mayor distancia que en una respiración normal, por lo que estamos totalmente de acuerdo con esa medida”, ha señalado.

La consejera ha asegurado que las medidas que adopten las administraciones públicas “no servirán de nada si los ciudadanos relajan su grado de concienciación”, y ha pedido que se limiten al máximo las agrupaciones y reuniones con proximidad, tanto en el exterior como en locales interiores, ya que muchos focos se producen en reuniones familiares y sociales.

Según la consejera, en Euskadi se puede estar dando una transmisión comunitaria del virus en algunos colectivos “muy concretos y localizados”, especialmente entre los jóvenes.

NUEVOS TIEMPOS