POLÍTICA
09/10/2019 10:32 CEST

El PSOE-M pidió a la alcaldesa de Móstoles su dimisión y ésta se negó

A raíz de la acumulación de nombramientos de familiares y amigos.

EFE
Noelia Posse, alcaldesa de Móstoles.

El secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, ha admitido este miércoles que ha mantenido varias conversaciones con la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, a raíz de la acumulación de nombramientos de familiares y amigos, y que le ha pedido que dimita de su cargo de regidora, a lo que ella se niega.

En declaraciones en Onda Cero, el líder de los socialistas madrileños ha recordado que el partido no puede obligar a un alcalde o edil a abandonar su cargo, puesto que el acta de concejal pertenece a la persona y no a la formación política, así que por el momento el PSOE-M va a pedir a la Ejecutiva Federal del PSOE que la suspenda cautelarmente de militancia. 

“A raíz de todo este escándalo he mantenido con ella varias conversaciones y le he dicho que era conveniente que dimitiese como alcaldesa”, ha reconocido Franco, que cree que de esa manera podrá defenderse mejor de las acusaciones por la acumulación de nombramientos que ha realizado.

Franco admite que “en puridad no ha cometido ninguna ilegalidad”, pero “estéticamente” esos nombramientos han resultado “obscenos”, y no le han gustado a él “ni al conjunto del partido”, que tiene “un código ético garantista, pero muy exigente”.

“La situación no era la correcta, y los ciudadanos de Móstoles se merecían una explicación y una reacción, que es la que ha tenido la Ejecutiva del PSOE-M”, ha seguido diciendo.

La alcaldesa, no obstante, ha respondido a Franco que ella no ha cometido ningún delito y que por tanto no debe dimitir.

José Manuel Franco ha recalcado que, llegado el caso de querer que abandone el cargo, la única vía, si no dimite, es una moción de censura, pero ha dicho que “de momento” el PSOE no ha explorado esa vía. “A día de hoy no ha cometido ningún delito; lo que suceda lo iremos viendo, vamos a ver qué hace y en función de eso iremos tomando decisiones”.

Catarata de dimisiones

Los polémicos nombramientos de Posse son los siguientes: 

- La designación de su hermana, Laura Posse, como responsable de Redes Sociales del Ayuntamiento con un salario de 52.000 euros anuales. Fue destituida tras recibir multitud de críticas.

- El ascenso de su tío, un funcionario adscrito al área de Cultura, que fue promocionado por decreto en junio y recibía un complemento salarial de 1.607 euros al mes por realizar su nueva labor. Héctor Vicente Posse renunció a su cargo a mediados de septiembre como como director técnico administrativo de Deportes del Ayuntamiento.

- Jesús Miguel Espelosín, nombrado gerente de Urbanismo del Ayuntamiento de Móstoles, ha visto cómo su designación ha sido tumbada por un juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Madrid al no cumplir los requisitos del proceso selectivo de pública concurrencia y no poder demostrar 15 años de experiencia profesional. 

- Alicia Domínquez, una amiga de la alcaldesa, fue designada coordinadora del Gabinete de la Alcaldía. Dimitió.

- Luis Vázquez fue nombrado gerente del Instituto Municipal del Suelo, y dimitió del cargo la semana pasada

- La expareja de Posse, Gonzalo Sánchez, recibió un complemento salarial de 800 euros tras ser designado supervisor del Grupo de Intervención Especial del Ayuntamiento.

ESPECIAL PUBLICIDAD