POLÍTICA
09/12/2020 19:16 CET | Actualizado 09/12/2020 19:53 CET

El rey emérito paga 678.000 euros a Hacienda para regularizar su situación

Ha presentado una declaración tributaria “sin requerimiento previo”, para poner en orden cantidades procedentes de fondos opacos.

ASSOCIATED PRESS

Juan Carlos I quiere poner algo de luz entre tanta opacidad black. El rey emérito ha presentado este miércoles una declaración tributaria “sin requerimiento previo” sobre una deuda ya satisfecha por importe de 678.393,72 euros, incluyendo intereses y recargos.

Así lo ha informado en un comunicado remitido a EFE el abogado del emérito, Javier Sánchez-Junco, que añade que en cualquier caso don Juan Carlos continúa, “como siempre ha estado”, a disposición del Ministerio Fiscal “para cualquier trámite o actuación que considere oportunos”, a pesar de encontrarse aún fuera de España.

Hechos posteriores a su abdicación

Este movimiento, cuya intención había sido adelantada por El País busca poner en orden legal una cantidad procedentes de fondos opacos supuestamente gastados en tres ejercicios diferentes, entre 2016 y 2018. Al ser hechos presuntamente ocurridos en fechas posteriores a su abdicación, el monarca ya no estaba protegido por la inviolabilidad que recoge la Constitución.

Según este periódico, el equipo jurídico de don Juan Carlos se llegó a reunir con responsables de Hacienda para trasladarles una propuesta de regularización fiscal de esos fondos ajenos, procedentes del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause, amigo del rey emérito.

La regularización voluntaria a la que se ha acogido Juan Carlos de Borbón es un mecanismo que puede presentarse en cualquier momento siempre que sea antes de que la Agencia Tributaria abra una inspección o un juez cite al afectado a declarar como investigado por presunto fraude fiscal o blanqueo de capitales. 

¿Vuelve a casa por Navidad?

El emérito no deja de ser noticia en las últimas horas. Recientemente se ha conocido su intención de volver a casa (al Palacio de La Zarzuela) por Navidad, donde residió desde 1963 hasta este mes de agosto, cuando salió de España con destino a los Emiratos Árabes Unidos, cercado por las investigaciones judiciales. No obstante, desde Zarzuela no están por la labor, como han recogido diversos medios y le han propuesto otras alternativas a Juan Carlos, entre ellas irse a la casa de su hermana, la infanta Pilar de Borbón. También en Madrid, pero no en el Palacio.

Diversos representantes del Gobierno han valorado los pasos dados por el rey, remarcando su confianza en la “igualdad” de la ley para todos los españoles y que no hay nada que decir sobre la situación específica del monarca. Sin embargo, la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, sí ha apelado a la “ejemplaridad” de las personas públicas.