POLÍTICA
07/10/2021 07:54 CEST

El rey emérito sopesa visitar España pero no trasladar su residencia por ahora

La Fiscalía descarta su imputación y Juan Carlos I esperará a leer el texto del archivo definitivo de su causa para viajar desde el Golfo Pérsico.

via Associated Press
Juan Carlos I, en 2019, en una corrida de toros en Aranjuez (Madrid). 

La Fiscalía está a punto de dar carpetazo a las diligencias de investigación sobre Juan Carlos I y se abre un escenario nuevo. Hasta ahora era impensable un retorno a España del rey emérito, aunque fuera temporal, pero su nueva situación judicial allana el camino a una visita, al menos.

Según informa hoy el diario El País, fuentes del entorno de Juan Carlos I sostienen que sopesa esa vuelta, puntual, pero no para cambiar su residencia, por el momento. Recuerdan que quiere regresar, desde su actual retiro de Emiratos Árabes, y así así lo ha expresado en numerosas ocasiones. Tiene 83 años pero, si no lo ha hecho en estos 14 meses, ha sido por “no perjudicar a la Corona”. El archivo de las investigaciones abiertas por la Fiscalía “despeja el camino” para su retorno, señalan estas fuentes, “pero eso no quiere decir que lo haga con carácter inmediato”, añade la información.

Lo más probable, añaden, “es que no se produzca un retorno definitivo, sino más bien alguna visita que muestre que no hay obstáculos para que entre y salga del país cuando quiera y se vaya normalizando su presencia en España”.

En su entorno, la inminente decisión de la Fiscalía no ha causado sorpresa, porque se confiaba en ella desde hace “bastantes meses”. Ya no habrá investigación alguna sobre su patrimonio en el extranjero, más allá de la rama suiza aún viva. Aunque esta noticia, obviamente, calma al rey emérito, El País señala que preocupa cómo será el escrito final, por si contiene alguna “dura censura” hacia el comportamiento del Borbón, teniendo en cuenta que los motivos principales por los que se cierra la causa es que es inimputable como monarca, porque hay posibles delitos que han prescrito y porque ha pagado, a través de una regularización fiscal. 

“El escrito que prepara la Fiscalía del Supremo será muy exhaustivo respecto a todas las diligencias efectuadas durante casi dos años de investigación, y las pruebas recabadas sobre los supuestos delitos del anterior rey”, sostiene la noticia. El escrito de archivo del Fiscal no es recurrible, por lo que el letrado del rey emérito no podría rebatir sus argumentos, recuerda. 

Desdel El Confidencial -medio que adelantó el paso de la Fiscalía- se explica este jueves que fuentes del Gobierno asumen que el archivo de las diligencias y el posible regreso del rey emérito tendrían “consecuencias”. Un “impacto”, reconocen, que podría afectar a la reputación de la Casa Real y el Gobierno y ante el que, a la espera de conocer el documento final, insisten en guardar silencio.

La decisión de esa vuelta compete a Juan Carlos I y a su hijo, Felipe VI, con quien la relación se ha deteriorado, pero repercute también en el propio Ejecutivo de coalición, con distintas sensibilidades entre PSOE y Unidas Podemos. 

Photo gallery La buena vida del rey Juan Carlos See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD