Emma, ¿qué has hecho con el 'Viva la vida' de Toñi Moreno?

El programa del fin de semana en Telecinco se ha transformado por completo.
Toñi Moreno y Emma García en dos momentos de 'Viva la vida'.
Toñi Moreno y Emma García en dos momentos de 'Viva la vida'.

Viva la vida ya no es Viva la vida. No queda ni rastro del programa con el que Telecinco sustituyó a ¡Qué tiempo tan feliz! y a María Teresa Campos por Toñi Moreno, polémica incluida porque la Campos quería quedarse hasta el fin de sus días en pantalla. Con Emma García al frente, Viva la vida es el prehistórico A tu lado o una extensión dominguera de Sálvame.

El fichaje de Toñi Moreno por Mediaset en abril de 2017 fue como un soplo de aire fresco para la parrilla de los fines de semana, que por aquella época con ¡Qué tiempo tan feliz! pintaba gris. Todo eran actuaciones de los Supersingles, chistes de colaboradores como Bigote Arrocet y Poty Castillo o la visita de personalidades que ya quedaban muy lejos para el público joven, como Mayra Gómez o Karina.

Viva la vida tuvo durante más de un año el sello de Toñi Moreno, que llegó a la cadena después de presentar El árbol de tu vida en Antena 3. El programa se identificaba directamente con ella. Para la audiencia entre mayo de 2017 y noviembre de 2018, no solo era Viva la vida, era ‘el programa de Toñi Moreno’. De momento, Emma García no ha ganado ese pulso en los 14 meses que lleva al frente del espacio.

El cambio físico de Toñi Moreno en televisión en 12 fotos

García tampoco ha conseguido dar la vuelta a los tímidos datos de audiencia. Con el fichaje de la vasca a finales de 2018, por primera vez la competencia (Liarla Pardo, laSexta) marcó mejores números que el espacio de Telecinco, así que Mediaset ha tenido que recurrir a otra persona para fidelizar a su público.

Aun así, 1.536.000 espectadores siguieron Viva la vida el pasado domingo 26 de enero, con un 11,3% de cuota de pantalla. Más del 16% optó por el Multicine de Antena 3.

El cambio físico de Emma García en Telecinco en 9 fotos

La persona con la que Mediaset ha sabido cómo dar un último empujón a Viva la vida y consolidar ese 11% es Raúl Prieto, aunque el espacio ha perdido personalidad. Si el programa se ha convertido en la edición de ‘Sálvame fin de semana’ es porque exjefe de Jorge Javier Vázquez ocupa la silla de dirección. Por cierto, Prieto es también íntimo amigo de Belén Esteban y de Terelu Campos. Cada vez cuadran más los parecidos entre ambos formatos.

El nuevo director de Viva la vida dirigió antes Sálvame y Las Campos, y ha intentado contagiar al programa de Emma García del ritmo frenético del neorreality que se emite entre semana. Así ha desaparecido ‘el tono blanco’ de Viva la vida. Hasta se han apropiado de las famosas ‘bombas’ de Kiko Hernández, momentos en los que el colaborador intenta subir la tensión del directo.

Con el director llevando las riendas desde marzo de 2019, las historias que surgen en un programa o en otro también tienen mucho más recorrido en el tiempo y rellenan más espacio en parrilla. Ya no hay ninguna brecha y Telecinco tira (incluso más) del hilo en sus propias tramas. Socialité, Sábado Deluxe y Viva la vida se encargan de ello los fines de semana.

Ni siquiera los colaboradores, por distintos que sean entre ellos, marcan la diferencia. Ylenia, Carmen Borrego, Terelu Campos, Kiko Matamoros, Diego Arrabal... los mismos que han pasado por Sálvame o que siguen vinculados al programa. Los monotemas nunca caducan.

El bloque de sucesos, entrevistas promocionales o espacios de cocina no son suficientes para convertir Viva la vida en algo distinto a lo que se ve a todas horas desde hace unos diez años en Mediaset. Esa es la prueba de que todavía no se ha desgastado.