Encuesta de 40dB : El PP amplía su ventaja, el PSOE se estanca y Vox pierde fuelle

Desde que Feijóo llegó a la presidencia, los conservadores no dejan de crecer, a costa de PSOE y Vox, aunque sigue sin lograr una mayoría absoluta.
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, durante un almuerzo de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Madrid, el 28 de septiembre.
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, durante un almuerzo de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Madrid, el 28 de septiembre.
Europa Press News via Getty Images

El PP sigue en ascenso en las encuestas. Desde la primavera, cuando cambió de líder y Alberto Núñez Feijóo comenzó a presidir la formación, los datos le acompañan en los sondeos. Es lo que confirma la entrega de este mes de 40dB para El País y la Cadena SER: los populares serían hoy los más votados si hubiera elecciones, frente al estancamiento del PSOE y la bajada de la ultraderecha de Vox, que hace que se disgregue menos el voto conservador. El PP sigue sin lograr ese 50% más 1 que implica la mayoría absoluta. Sigue necesitando de pactos.

El sondeo sostiene que el PP sería la primera fuerza, con el 29,4% de los votos, y pasaría de sus 88 escaños actuales a 124; mientras, el PSOE se quedaría con el 26,3%, bajando de 120 a 103. La información de El País sostiene que “la subida del PP en el último mes es la segunda mayor registrada en todos los barómetros realizados por 40dB desde el relevo en el liderazgo popular”, con una mejora de punto y medio en esta entrega de octubre respecto a la previa, lo que les permite ampliar hasta 3,1 su ventaja frente al PSOE, que retrocede una décima. Otro dato importante a favor del PP: por primera vez, el partido supera a Vox como el que cuenta con mayor fidelidad de voto, casi un 80%.

A la hora de crecer, los populares también se benefician del descalabro de Ciudadanos, que le trasvasa un 30% de sufragios. Se calcula que del PSOE se lleva un 7,5% de apoyos (que se calcula en medio millón de votos) y más del 10% de Vox (360.000 más). “La formación de Feijóo está minando a la de Santiago Abascal de tal modo que ya compite con ella entre los sectores más derechistas, hasta casi empatar en intención de voto en la franja del electorado que se autoubica en el 9 en una escala ideológica donde el 10 marca la extrema derecha”, señala el diario.

El PSOE logra datos más o menos estables, aunque a la baja. Pesa la situación económica, la responsabilidad del Gobierno, de la gestión. Solo seis de cada diez votantes socialistas responden que irían a votar seguro de celebrarse hoy elecciones, aunque los de Pedro Sánchez compensarían parte de sus fugas al PP recuperando un 8,2% de los que en 2019 apostaron por la papeleta de Unidas Podemos (calculad en 275.000 votos). Una cosa compensa un poco la otra.

Justo Unidas Podemos mantiene su fuerza en la fidelidad, aún mayor que la del electorado socialista, 70,9% frente a 63,6%. Su electorado está más movilizado también, el 75% asegura que acudirá a las urnas. Eso le permite encadenar cuatro meses seguidos de subidas y situarse en un 12,4% de los votos. En 2019 logró un 13%. Perdería dos de sus 35 escaños, pero no es un descalabro. Sumando con el PSOE no se llega, esta vez, para La Moncloa.

Vox derrapa desde mayo, en el último mes se deja otras ocho décimas hasta colocarse en 14,2%, un punto menos que en las últimas elecciones, con lo que cedería ocho de sus 52 diputados actuales. La encuesta se realizó en los días en que estalló la batalla entre la dirección del partido y la exdiputada Macarena Olona. Y, finalmente, Ciudadanos sigue cayendo. Lograría un pobre 2,2% de ls votos y el real el peligro de quedarse sin representación parlamentaria. El partido de Inés Arrimadas está ya por debajo de Más País, que retendría sus tres asientos en el Congreso.

Feijóo haciendo cosas de Feijóo