NOTICIAS
24/08/2020 19:52 CEST | Actualizado 24/08/2020 19:52 CEST

¿Está España preparada para la segunda ola?

El HuffPost analiza en una serie de cinco temas si el país está preparado para un otoño de rebrotes en lo sanitario, lo laboral, lo económico, lo social y lo psicológico.

Anadolu Agency via Getty Images
Un hombre camina con mascarilla por el centro de Madrid, en plena ola de rebrotes, el 24 de agosto de 2020.

El verano ha pasado y la verdad desagradable asoma: el coronavirus sigue ahí. España se enfrenta a un grave repunte de los casos. Tras el primer golpe, el verano era el tiempo para aplicar las lecciones aprendidas durante lo más duro de la pandemia y evitar así que la segunda ola pillase al país desguarnecido.

¿Ha aprovechado España el tiempo? Los datos parecen indicar que no y las fuerzas flaquean. Muchos españoles han perdido su trabajo y no saben hasta cuándo podrá permanecer abierto el “paraguas social” del gobierno. El panorama económico, oscuro como pocas veces en la historia, tampoco permite albergar muchas esperanzas sobre la posibilidad de encontrar un nuevo empleo.

Aquellos que lo han conservado, por su parte, se enfrentan a un doble reto: el del teletrabajo saludable y el de la conciliación, con unos planes de vuelta al cole que, cuando no son ambigüos, brillan por su ausencia.

Por si eso fuera poco, la posibilidad de un nuevo confinamiento se acerca y sus consecuencias psicológicas serían un mazazo cuando los españoles no se han repuesto todavía de lo que supuso el primer encierro.

Esta es la radiografía de un país ante la segunda ola: