Excomulgados

La pena más severa con la que la Iglesia puede sancionar a un creyente es con la excomunión, un castigo que cierra las puertas del cielo y abre las ventanas del infierno.
Madonna, en el videoclip de 'Like a prayer'.
YOUTUBE
Madonna, en el videoclip de 'Like a prayer'.

“La vida es un misterio”, así empieza el famoso tema Like a prayer de la popular Madonna. La reina del pop lanzó este videoclip, uno de los más polémicos de la historia de la música, en el año 1989.

En él se puede ver a la artista estadounidense dentro de una iglesia, en donde hace alarde de todo tipo de sensualidad, al tiempo que pone el jaque el uso de las imágenes religiosas. Como era fácil de esperar el video no gustó lo más mínimo al Vaticano, el cual no dudó en excomulgar a la cantante de forma inmediata. Fue la primera de las tres veces en las que Madonna ha sido excomulgada.

Excomulgados famosos

La excomunión es el castigo más severo que puede imponer la iglesia católica, supone básicamente el rechazo por su comunidad y, salvo que el excomulgado limpie sus pecados, la entrada directa al infierno.

Madonna pasó a formar parte de una amplia nómina de excomulgados. En ella tenemos figuras tan relevantes como Fidel Castro, que fue castigado por Juan XXIII en base a un decreto emitido en el año 1949 que prohibía a los católicos convertirse al comunismo. El papa León X hizo lo propio con Lutero en 1521 tras negarse a retractarse de sus enseñanzas heréticas y Pío VII con Napoleón, después de que el francés invadiese y anexionase Roma a su imperio.

De todas formas, es posible que el más famoso de todos los excomulgados sea Enrique VIII, el soberano inglés que se nombró Jefe Supremo de la Iglesia de Inglaterra tras la negativa papal a anular su matrimonio con Catalina de Aragón.

Excomulgado y maldito

Corría el año 1255 cuando Andrés de Tudela, a la sazón abad del monasterio zaragozano de Veruela, cansado de discutir con los habitantes de Trasmoz –una población situada a los pies del Moncayo- por la provisión de madera del Monte de la Mata decidió excomulgarles y privarles del Reino de los Cielos. Así sin más.

Tres siglos más tarde el monasterio entró nuevamente en conflicto con los trasmoceros, en este caso el eje de la trifulca era el agua. Al parecer el abad desvió la natural circulación del agua para que no llegara a los vecinos del pueblo. Pedro Manuel Ximénez de Urrea, señor de Trasmoz, apeló a las Cortes de Aragón, las cuales mediaron a favor de este último. El abad, resentido, decidió elevar el castigo a su máxima expresión maldiciendo al pueblo.

El tiempo ha pasado pero el castigo no, y es que en estos momentos Trasmoz es el único pueblo de nuestro país que ostenta la doble condición de maldito y excomulgado, una singularidad que aprovechan sus habitantes para atraer a los curiosos.

De excomulgada a santificada

Volviendo a la reina del pop. Madonna ha solicitado al papa Francisco una reunión para discutir “algunos asuntos importantes” y para que le sea retirada la excomunión. En su cuenta de Twitter revelaba que no le parecía justo haber sido tres veces excomulgada. Un mensaje que sacudió las redes y que tuvo más de 4.000 retuits y 800 comentarios.

Quizás, solo quizás, la cantante, que se autodefine como “buena católica”, quiere emular a Juan de Arco, la francesa que vestida de hombre llevó al ejército francés a la victoria en la Guerra de los Cien Años.

La historia nos cuenta que tras ser capturada fue excomulgada y quemada en la hoguera por un obispo en 1431, sin embargo, dos décadas después el papa Calixto III la sometió a un nuevo juicio tras el cual la liberó de todos sus cargos. Más adelante sería canonizada y convertida en Santa Juana de Arco. De esta forma Juana de Arco pasó de excomulgada a santificada.