NOTICIAS
06/05/2021 16:20 CEST | Actualizado 06/05/2021 16:23 CEST

Los farmacéuticos: el permiso para vender test autodiagnóstico "llega tarde, es una oportunidad perdida"

Sanidad está sopesando la medida, que podría ser definitiva a mediados de mes.

Europa Press News via Europa Press via Getty Images
Test de covid en una farmacia

Bien pero tarde. Los farmacéuticos valoran positivamente la intención de Sanidad de permitir la venta de test de autodiagnóstico sobre coronavirus sin necesidad de receta, pero lamentan que llega tarde, después de “meses” reclamándola.

Aún no es una decisión en firme, como reconoce la Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (Sefac), que aplaude la intención del ministerio. El departamento lo está sometiendo a una audiencia pública que concluiría a mediados de mayo. Para entonces, Sefac ya habla de “oportunidad perdida para haber controlado mucho mejor la expansión de la infección durante los meses precedentes”. 

La realización de estas pruebas dentro de la farmacia no es ninguna novedad como tal, ya que actualmente hay varias comunidades, entre ellas Madrid, donde ya se realizan en las farmacias. Siempre con prescripción médica, eso sí.

El pasado 30 de abril inició la consulta sobre productos sanitarios para diagnóstico “in vitro”, con objeto de regular la venta al público y la publicidad de los productos de autodiagnóstico para la covid. De concluir de forma positiva, estas pruebas podrían estar disponibles a finales de mayo.

“Contribuirá a reducir la presión asistencial del Sistema de Salud”

Según argumenta el borrador, la disponibilidad de estos productos permitirá a la población general la realización de las pruebas sin la intervención de un profesional sanitario, “lo que por un lado reducirá en cierta medida la presión asistencial de los centros sanitarios y permitirá la identificación rápida de sospechas de casos positivos”. Además, existen otro tipo de pruebas rápidas de autodiagnóstico, en este caso de anticuerpos, que aunque no sirven para la detección de infección activa, “exceptuarlos de la prescripción contribuirá igualmente a reducir la presión asistencial del Sistema Nacional de Salud”.

“Teniendo en cuenta que la exigencia de prescripción para la venta al público de estos productos constituiría una importante barrera para su uso, es conveniente incluirlos entre los productos de autodiagnóstico exceptuados de la necesidad de prescripción para su adquisición en farmacias”, argumenta el escrito.

Nada de venta online, piden los farmacéuticos

Los farmacéuticos reclaman que su acceso se regule de forma homogénea en toda España y que se excluya la dispensación online para poder asegurar la trazabilidad mediante la comunicación de resultados a la autoridad competente de salud pública.

Sefac reconoce que le resulta “llamativo y sorprendente” que en los meses de máxima alerta y necesidad de detección precoz “se pusieran todo tipo de barreras” a la realización de estos test. “Cabe preguntarse a quién o quiénes benefició esa postura y por qué hace meses había tantas trabas y ahora no, hasta el extremo de que la población pueda llegar a adquirir esos test sin receta y hacerse la prueba en su domicilio”, censuran los farmacéuticos.

En diciembre el por entonces ministro de Sanidad, Salvador Illa, desautorizó su uso “porque no son adecuados y llevan a engaño”, declaró. Sobre ello, ayer la ministra justificó en que este nuevo criterio se debe a que “hasta hace bien poco no teníamos test más que para uso profesional”, y ha sido ahora, cuando ya están en el mercado los de autodiagnóstico, cuando ha surgido “la necesidad de regularlo en este momento y no antes”.