La nueva foto de Elle Fanning en Instagram es más que un selfi sin maquillaje

La actriz quiere normalizar su problema de piel: "Eczema pero sombra de ojos".

A simple vista, la foto es un selfi de la actriz Ellen Fanning (Maléfica) sin maquillaje. El comentario da la pista. “Eczema pero convertido en sombra de ojos”, escribe la intérprete sobre el tono rosado de sus párpados.

Ellen Fanning no esconde su problema y hace de la necesidad virtud en esta tres imágenes que suman más de 735.000 me gusta en una semana.

Su publicación sirve para normalizar una enfermedad que, aunque más habitual en los niños, afecta también a los adultos. De hecho, en los más de 3.500 comentarios hay muchos de seguidores que sufren la misma alteración en la piel, habitual en las consultas de dermatología.

Como hicieron Dani Martín y Paula Vázquez al hablar de la rosácea o la cantante Lorde al mostrar el acné sin maquillaje, Fanning usa Instagram como altavoz para mostrarse sin complejos y llamar la atención sobre alteración.

Qué es exactamente

Los ezcemas (o dermatitis) son una forma de reaccionar de la piel ante diferentes tipos de alteraciones o agresiones. Por lo general, aparecen por épocas, mientras que el resto del tiempo la piel está normal.

Por qué se producen

No hay una única causa. Los eczemas pueden aparecer por diferentes motivos: alergia, irritantes, eczema atópico o seborreico. Para cada uno, existen un tratamiento diferente.

Cuáles son sus principales síntomas

Suelen manifestarse con piel seca, con tendencia a la irritación y picor, descamativa y de color rojizo. Rascarse no es la solución porque mientras en unos casos produce placer en otros puede producir justo el efecto contrario.

Por qué se producen

No hay una única causa conocida. La genética puede tener un papel determinante. “Las personas con historia familiar de eczema tienen un mayor riesgo en cuanto al desarrollo de la condición”, explica el dermatólogo Victoriano Morales, del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, en un artículo de Cuidate Plus. “En estas personas existe una alteración en la barrera cutánea que pasa a ser más permeable y menos efectiva, llevando a la pérdida de agua en la piel y favoreciendo la adquisición de infecciones cutáneas”.

También puede darse por contacto con factores externos que, por proceso de irritación o alergia, desencadenan las lesiones. Estos factores desencadenantes pueden ser sustancias irritantes como jabón o cloro, larga exposición a agua sin que se aplique una crema hidratante, sudoración excesiva, cambios de estación o de temperatura y estrés emocional o ansiedad.

Qué se puede hacer

No hay una solución mágica y en muchas ocasiones es inevitable pasar por consulta. Previamente se pueden dar algunos pasos para mitigar los efectos:

  • Eliminar la causa que produce el eczema (si fuese posible).
  • Mantener la piel hidratada con cremas grasas o ungüentos.
  • Evitar jabones fuertes.
  • Secar la piel con toallas suaves sin frotar con fuerza, de modo que se quita el exceso de agua pero ésta se mantiene húmeda.

Si nada de esto funciona, la solución pasa por ir al dermatólogo para que pueda valorar el problema y administrar un tratamiento específico.

10 alimentos para una piel radiante